Media maratón de Valladolid

Valladolid, (Valladolid) Domingo 22-09-2019

Clasificación:

Juan Bueno:    Dicen que el tiempo para el cuerpo coja un hábito está entre 22 y 66 días. ¿Cuanto hace falta para preparar al cuerpo para una maratón? En nuestro caso, y según mi hermano y entrenador, nos la hemos jugado a la mínima, a una preparación de 8 semanas. Ahora mismo estoy demasiado cansado para trasladarlo a días, pero echen cuentas, que no llegarán a ninguna conclusión. Estas 8 semanas son sólo el lacito de una preparación que para ser seria debe durar incluso de años.

Y en esas andamos, con prisas, justos y a lo loco. Porque la locura nos lleva muchas veces a alcanzar nuestros sueños. Eso sí, la cordura no nos falla, no se vayan a equivocar. Uno puede parecer tonto, pero solo parecerlo….
Y es que, me he embarcado con el mejor equipo posible para uno de los retos más ambiciosos para un corredor: El cpto. de España de Maratón.
Así, de esta forma, quería haceros la presentación oficial de nuestro reto. Muchos ya lo sabéis, pero somos tantos y en tantos sitios que a veces la comunicación no fluye como debiera.
Pues de esas 8 semanas acabamos de cerrar el primer mesociclo que lo llaman, 3 semanas fuertes de carga e intensidad y una de asimilación que ha culminado con la Media Maratón de Valladolid. El objetivo era hacer una especie de test, para ver nuestro nivel, de cara a ver el nivel de preparación. La idea era acabar en 1h 10′ o menos y hemos acabado finalmente en 1h 9′.  Si quitamos que, casi seguro la distancia estaba mal medida, nos daría esa 1h 10′. En cualquier caso, como os digo esta preparación es poco justa y ambos nos hemos dado por satisfechos.
Perdonad, que no nos hemos presentado. Rumbo a la maratón vamos Serafín, Jorge Nieto, mi hermano y yo. Pero al final al test de esta media sólo hemos ido mi hermano y yo. A parte lo hemos conseguido adornar con un tercer y cuarto puesto respectivamente. Yendo toda la carrera juntos, sin ocultarnos, comentando sensaciones y en el km 19 decidí que era el momento de jugárnosla. Para mi, que era mi primera media en la capital castellano leonesa, fue un buen momento para incrementar el ritmo progresivamente e intentar irme, pero la verdad es que aún quedaba un trecho y se me hizo eterno. Sin embargo conseguí aguantar el ritmo y mantener la distancia con mi hermano. Entré en meta muy contento, apretando puños. No por ganar a mi hermano, no por quedar tercero, la marca lo merecía! Por eso luego al ver que media menos, me llevé un poco de desilusión.
Pero he de deciros que me importa una mierda el tercer puesto y la marca. Lo que verdaderamente me importa, es que sigo «vivo» en este carrera que es la maratón. Esta última semana ha sido muy dura anímicamente para mi. Unas molestias que tenía en la zona abdominal se acrecentaron el martes y he visto (y aun sido por momentos) peligrar mi participación en la maratón. No sabemos aún muy bien que puede ser, sólo espero que según vino, se vaya. La sensación que tengo es de estar herido, herido de bala, y la incertidumbre es mucha. Esta mañana, en el coche rumbo a valladolid aún se me escapó alguna lagrima de emoción escuchando temazos a tope, donde las emociones brotan a flor de piel. Y es que el esfuerzo invertido en un sueño, no se paga con dinero.
De momento, tras parar un par de días el dolor me ha permitido correr una media a un alto nivel. Y aunque al enfriar, parece que volvió, también parece que es menos intenso. O eso quiero pensar. Somos levedad, somos lo que añoramos, somos nuestros sueños… No podría soportar una caída en estos momentos, o eso quiero pensar, aunque escueza aún más, para luchar y seguir adelante.
A lo lejos, Ciudad Real y su maratón de la mancha. Un maratón por delante, un Campeonato de españa en juego donde una vez más este humilde equipo irá a luchar sin complejos por el oro cual Sanchos y Quijotes. Vamos a por todas, todos y cada uno de nosotros nos levantamos pensando en esa medalla de oro. Cuando quieres dar lo máximo de ti, tienes que apostar por lo máximo. Después la carrera, el deporte, dictará sentencia. Después pase lo que pase, obtendremos el descanso del guerrero aceptando a buen seguro el dictamen final de Filípides. Pero por favor ! Qué Dios me permita y me de salud para disputar esa maratón!
Un mes, sólo un mes. Espero que esteis con nosotros empujando donde queráis que esteis como el gran equipo que somos. Como lo habéis hecho hasta ahora. Unos pocos se vendrán con nosotros a correr parte de la gran cita, otros a animar. Ese día todos un poco correremos esa maratón.