11ª Carrera Popular «San Rocada»

Macotera, (Salamanca) Sábado 10-08-2019

Clasificación:

Miguel Ángel Caballo  : 

                 El  corazón  de  un  pueblo  al  ritmo  de  tus  piernas

«Quizá  sea  buen momento para escribir  crónica,  y  quizá  sea  bueno  también comenzar  con  el lema de  la  San  Rocada. Corazón porque es sentimiento  y pasión, porque es energía y es  fuerza,  porque con  el  paso  de  los  años  se  ha  ganado  un  sitio  esencial  en  el  centro  de  Macotera,  que  llena  sus calles  de  corredores  y  gente  de  todas  las  edades  animando  como  en  ningún  otro  lugar.  Ritmo porque  es  el  movimiento  de  tus  piernas  con  cadencia  y  armonía,  porque  es  equilibrio  y  es regularidad, porque  es  la  música que  guía nuestros pasos. Tan  cierto  es  que  para  gustos  hay  colores,  como  también  hay  canciones.  Ahí va  con  dedicatoria la  banda  sonora  de  mi  San  Rocada  2019,  y  las  letras  que  hago  mías,  aún  a  riesgo  de  extraer  las frases  de  contexto  y  que  la  canción  original quisiera  transmitir  otro  mensaje.  Quizá. Km 0, línea  de  salida.  Suena  “La  charrá”,  al  ritmo  que  marca  la  dulzaina  de  Víctor  y  los músicos de  Adobe.  No  tiene  letra,  pero  no  le  hace  falta.  Si  eres  de  Macotera  y  alguna  vez  la  escuchaste cuando  estabas  lejos,  sabrás  de  qué  te  hablo.  Sentimiento  y  pasión.  Dedicada  al  club  de Atletismo  Macotera  Persianas  Ruano,  que  no  es  un  ente  impersonal,  que  son  personas  con mucha  ilusión  y  muchas  ganas  de  mejorar  cada  edición,  y  a  todos  aquellos  que  hacen  posible que  esté  disponible  ese  kilómetro  0, esa línea  de  salida,  preparada para  su  cita  anual. Km 2.963,  primera vuelta.  Suena  “Porque  las  cosas  cambian”,  al ritmo  de  Enrique  Bunbury  con Carla  Morrison.  “Porque  emprendemos  nuevos  viajes  extraordinarios,  porque  perdimos  el equipaje con  nuestras  rutinas”.  Porque  el  salir de  nuestras rutinas  nos hace  sentir  vivos, porque tener  listo  y  a  mano  el  equipaje  nos  lleva  a  emprender  nuevos  viajes  y  vivir  nuevas  aventuras. Porque  el  atletismo  no  está  hecho  sólo  para  el  que  se  llama  Usain  o  para  el  que  se  apellida Hortelano,  porque  el  atletismo  no  es  sólo  correr,  porque  es  encontrar  nueva  gente  y compañeros,  porque  es  compartir,  porque  es  organizar  una  carrera  con  ilusión,  porque  es formar  parte  de  una  tribu  que  no  dice  “jau”  pero  que  habla  un  mismo  idioma  y  mide  las distancias  en  minutos  por  kilómetro.  Por  esos  cientos  de  kilómetros  que  hemos  hecho  juntos desde  hace  ocho  años,  por  salir  de  las  rutinas y  emprender  un  nuevo  viaje,  primo  Toño,  ésta  va por ti. Km  5.925,  segunda  vuelta.  Suena  “Los  tesoros  imposibles”,  al  ritmo  de  Huecco.  “He  perdido toda  la  vida  buscando  el  arca  perdida,  los  tesoros  imposibles  que  ha  escondido  tu  sonrisa”. Porque  la  felicidad  está  en  lo  simple,  porque  no  es  necesario  encontrar  los  tesoros  imposibles  o el  arca  perdida,  porque  a  veces  está  tan  cerca  que  no  nos  damos  cuenta,  porque  no  es  necesario buscar  cosas  complicadas,  porque  los  gatos  no  ladran.  Por  una  San  Rocada  2019  en  compañía, por recorrer  juntos las  calles de  Macotera,  primo  Javier, ésta  va  por  ti. Km  8.888,  tercera  y  última  vuelta.  Suena  “Je  veux”,  al  ritmo  de  ZAZ.  “Donnez-moi  une  suite  au Ritz,  je  n’en  veux  pas!  Des  bijoux  de  chez  Chanel,  je  n’en  veux  pas!  Donnez-moi  une  limousine, j’en  ferais  quoi?  […]  Offrez-moi  la  Tour  Eiffel,  j’en  ferais  quoi?  […]  Je  veux  d’l’amour,  d’la  joie,  de la  bonne  humeur.  Ce  n’est  pas  votre  argent  qui  f’ra  mon  bonheur”.  “Dame  una  suite  en  el  Ritz, ¡no  la  quiero!  Joyas  de  Chanel,  ¡no  las  quiero!  Dame  una  limusina,  ¿qué  haría  con  ella?  […]  Dame la  Torre  Eiffel,  ¿qué  haría  con  ella?  […]  Quiero  amor,  alegría,  buen  humor.  No  es  tu  dinero  lo  que hará  mi  felicidad”.  Porque  el  mejor  regalo  que  podemos  hacer  a  los  niños  y  los  más  jóvenes  no se  compra  con  dinero, porque  lo  mejor que  pueden  recibir es nuestro  ejemplo.  Porque  deporte y  atletismo  significa  una  forma  de  entender  la  vida,  porque  no  se  trata  de  llegar  el  primero  y  sí de  entender  unos  valores  que  aplican  en  cualquier  ámbito,  porque  el  esfuerzo  tiene recompensa,  porque  la  constancia  y  la  dedicación  terminan  devolviendo  una  sonrisa,  porque intentar  superarte  día  a  día  es  la  competición  que  todos  afrontamos  cuando  amanece,  porque no  es  necesario  ser  el  mejor  sino  dar  lo  mejor  de  nosotros  mismos. Marcos,  ya  has  completado tu  primera  San  Rocada  con  tan  solo  2  meses  y  1  día.  Sé  que  aún  no  eres  consciente  de  ello,  sé que  para  ti  ha  sido  una  tarde  de  emociones,  de  sentir  de  cerca  mucha  gente,  mucho  ruido  y alboroto,  de  estar  pendiente  de  tantas  cosas  nuevas  que  te  pasaban  alrededor.  Pero  también  sé que  algún  día,  cuando  puedas  ser  consciente  de  ello,  te  haré  un  pequeño  regalo.  Te  mostraré una  foto  para  que  veas  que  tú,  tu  madre  y  yo  estuvimos  allí,  que  esta  San  Rocada  2019  también tiene  un  pedacito  de  ti.  Marcos, hijo  mío,  ésta  va por ti. Meta.  Suena  “Wake  me  up  when  September  ends”,  al  ritmo  de  Green  Day.  “Summer  has  come and  passed,  […]  Wake me up  when September  ends,  here comes  the rain  again,  falling  from the stars”.  “El  verano  llegó  y  pasó,  […]  despiértame  cuando  termine  septiembre,  aquí  viene  la  lluvia otra  vez,  cayendo  de  las  estrellas”.  Cuando  el  tiempo  transcurra,  cuando  lleguen  y  pasen  nuevos veranos,  despiértame  una  tarde  de  septiembre  para  ver  caer  la  lluvia  a  través  de  los  cristales. Muéstrame  de  nuevo  aquella  fotografía  que  despierte  mi  memoria  y  me  devuelva  el  olor,  las sensaciones  y  el  color, la  emoción  de  aquella San  Rocada  del 10  de  agosto  de  2019.»

VIII Carrera La Zarza – Arribes

Zarza de Pumareda, (Salamanca) Domingo 11-08-2019

Clasificación:

Ricardo Adrados: 

                                          Victoria increíble

» No tenía pensado hacer crónica y menos con la gran San Rocada del sábado, pero a mi edad ganar una carrera es un milagro y no es broma. El sábado la organización de 10 (habrá q pensar un homenaje al organizador) pero a mi el abductor me empezó a doler en la primera vuelta y tuve que bajar ritmo para no retirarme y llegué cojeando y un poco molesto por no haber rendido. Así que fui a La Zarza el domingo sin saber si el abductor me dejaría llegar a meta y encima con varios corredores jóvenes buenos. Así que salí detrás de ellos, adelantándoles hasta quedar dos en cabeza en el km 3, ahí ataqué subiendo y en llano y no me descolgué hasta que en el km 5 le probé bajando y vi por la sombra que le saque 4-5 metros y ya no miré, a tope a meta. Pero lo importante es que me emocioné por ver que tras casi dos años podía volver a ganar y pedí al cielo que no flojease , que aunque fuera mi última victoria quería volver a tener la sensación de llegar primero. Saqué fuerzas de donde no las hay y al llegar al pueblo casi se me doblan las piernas del esfuerzo. Allí la gente me llamaba por mi nombre: «Ricardo» y eso te da un impulso extra. En meta un gran aplauso que no se me olvidará, así como compartir el pódium con otro corredor que acababa de salir de la uvi y que lloró de emoción como yo. Ganar para los que nunca ganamos no se puede describir, quizá por eso lo valoramos mas.»