Cuando me apunté a la salida, allá por enero, estaba súper ilusionado con la salida a Aveiro y poder decir: “Soy corredor internacional”, pero he de confesar, que a medida que se acercaba la fecha, me estaba dando bastante pereza el tener que ir al viaje. Ahora, sólo puedo decir que me lo he pasado pipa!!!
El sábado, como dice uno de nuestros lemas: madrugamos para soñar, bueno…. en realidad, madrugamos para coger el bus y el sueño lo llevábamos puesto.
Poco a poco fuimos recogiendo a toda la tropa y partimos rumbo a tierras lusas. Allí, lo que se presentaba como un finde de lluvia y mal tiempo, se convirtió en un par de días espectaculares, que nos ha permitido disfrutar de la playa, los canales y de las calles de Aveiro. Francamente una visita recomendable.
Sobre la carrera, he de decir que la salida me resultó un poco caótica, pero pasados un par de kms, empezamos a poder disfrutar de correr a nivel del mar. Trinque y yo hicimos juntos toda la carrera y nos daba la sensación que íbamos volando, de hecho, al cruzar la meta, estábamos convencidos de haber hecho un tiempazo, pero lo cierto es que el barullo del principio, nos hizo perder mucho tiempo. Sinceramente, me dio igual, porque la gocé como nunca!!!
Mi conclusión del viaje, es que si nada lo impide volveré a la salida el próximo año. Es una gozada pasar un finde con tan buena gente. Tanto con l@s incondicionales de estos viajes, como con l@s que se han animado primera vez.
Para finalizar, quiero dar las gracias a l@s que se lo curran para que todo esto salga tan bien año tras año y también aprovechar para dar un tirón de “mi apellidos” a los que fueron en el bus. No me puedo creer que entre tod@s no fuéramos capaces de terminar ni una caja de pastas, jajaja. Sois una panda de deportistas sanos!!!!

Saludos y nos vemos en la próxima!!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *