Hoy mi crónica, digamos que es a la inversa. Esta vez no era cuestión de intentar mejorar el tiempo. Era probar si mis piernas y mi cabeza aguantaban. Desde el 25 de agosto no corría (excepto en cinta) mi idea era trotar a ver las sensaciones, desde el primer momento vinieron conmigo Pepa y Tomás, muchas gracias. Agujetas múltiples, pero empezaré a preparar los 10km de Aveiro, oficialmente voy ser internacional😂. A medida en que vaya mejorando, mi cabeza está ya cabilando en mis proyectos de vías verdes modo duatlón, por España y quizás por Irlanda y la vecina Francia. En fin, muchos sueños por cumplir antes de la gran dormida.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *