Primera salida con el club. Todos los años nos quedábamos con las ganas, pero las obligaciones familiares no nos dejaban. Este año estábamos decididos a ir y cuando salió Aveiro, tuve una corazonada. Esta ciudad la conocemos muy bien….venimos todos los años un fin de semana en verano y por supuesto siempre salimos a correr por la mañana, con muy buenas sensaciones, será por correr a nivel del mar y que nunca hace demasiado calor. Así pues, doble ilusión en la salida del club, compartir un fantástico fin de semana con una compañía estupenda y hacer la carrera lo mejor que se pueda.
Llega el día de la carrera, amanece un día precioso, sol sin aire, desayuno en el hotel con los compañeros del club, les comento lo nerviosa que estoy, hacemos apuesta que bajo de 45 minutos, y allí vamos a línea de salida con mi amiga Silvia y Paco. Fue un caos la salida ya que había dos cajones y estábamos en el último, habíamos hablado ir con Juancar y Chuchi pero estaban más adelante en otro cajón. Pistoletazo de salida y tras casi un minuto y medio andando hasta el arco de salida, era tal tapón el que había, q el primer km Paco nos iba abriendo camino a Silvia y a mí. A partir del km1 yo me fui y cada uno hizo su carrera. Fueron 10 km adelantando personas constantemente, con muy buenas sensaciones, último km y medio el más rápido, acabando muy fuerte miro mi reloj y veo 10,2km 44,12,,
Sí, bien, quizás para acabar tan fuerte me vino bien ir frenada al principio ya que hago pocas carreras y no me sé dosificar.
Ahora quedaba esperar a compañeros y compartir sensaciones, y para mí el más importante, esperar a Jose que lleva 2 meses con ciática sin correr y le hacía mucha ilusión acabar la carrera y conseguir su medalla finisher. Cuando le veo llegar junto al amigo Gabi Ruano, los dos la han acabado y muy contentos, tanto como yo al verles. Ahora estoy más feliz si cabe, todos hemos acabado bien la carrera.
Un fin de semana genial, de risas, charlas, compartiendo experiencias con la compañía de esta gente del club que sois increíbles, con una organización insuperable y que repetiré hasta que el cuerpo aguante.
Mil gracias por todo.