entreno

5.30 h. del domingo, suena despertador, a desayunar.entreno

6:30 h. recojo a mis compañeros y salimos para Bunyola (curiosamente hasta la pasada legislatura el teniente de alcalde de esta localidad era un macoterano).

Aparcamos en la puerta del cementerio y comenzamos a gritar para ahuyentar a las ánimas, para que regresen a su lugar y dejen paso a los vivos.

7:10 h. comenzamos a correr mientras el día iba abriendo.

En menos de 6 km coronamos el Penyal de l´Honor (800m) desde donde hay unas vistas espectaculares y donde pudimos ver un amanecer de ensueño.

Comenzó un largo descenso pasando por el Salt des Freu, unas cascadas preciosas pero más secas que la mojama por la falta de lluvia y por el Avenc de Son Pou, una preciosa cueva con una ventana natural que le da luz.

Y posteriormente una fuerte y larga subida de nuevo a La Comuna de Bunyola donde pudimos reponer de agua nuestras mochilas para afrontar el duro y técnico descenso que nos quedaba.

Llegamos al coche con 23 km y 1300 m. de desnivel positivo.

Madrugamos para soñar, porque disfrutar de la naturaleza de esa manera parece un sueño, sobre todo cuando regresas a la civilización y pones el telediario. Y es que ya lo dice el Sr. Ruano: «Los grandes momentos hay que buscarlos, los malos vienen solos».

SALUD.

migel paraguay

Hace un mes tocaba recorrerse medio mundo para correr la maratón de Blacktown, Sidney, Australia. Vale la pena meterse 26 horas en un avión para disfrutar de una ciudad como Sidney. El conjunto formado por la Opera, el puente, la bahía y los rascacielos de la zona centro es algo maravilloso. Me he recorrido todos y cada uno de los rincones desde donde se puede observar el conjunto. De día, de noche, al amanecer, al atardecer, todo igual, todo distinto.

El viaje lo realicé con una maravillosa pareja…Luis castaño y Maria lidon, grandes amigos que se van haciendo en estos largos viajes recorriendo el planeta. Como llegas y el dormir a la hora es imposible realizamos varias salidas por las calles de madrugada, cuando la ciudad duerme. Es algo inolvidable trotar por los rincones de la Opera, los parques, las calles vacías, todo para dos españolitos corriendo, perdón, disfrutando de una paz inesperada en una ciudad grande como Sidney.

La maratón es en un barrio de Sidney, a unos 40 kilómetros. La zona urbana de Sidney alcanza hacia el interior hasta las montañas Azules, unos 70 kilómetros. Es un festival del running. Hay carreras para todos, caminata, ginkana, barbacoas. Una fiesta donde el barrio se vuelca. La maratón la corren unas 250 personas y el trato es muy familiar.

El recorrido es ida y vuelta por un lateral de la autovía westlink m7. Un recorrido duro, hasta esa fecha, la maratón mas dura que he corrido. El día ideal, allí es invierno y yo con frio corro mejor y mas rápido. Durante la primera mitad muy bien y sin sufrir las molestias en mi pierna, voy despacito pero contento. Cuando llegas al punto de retorno, es volver pa’ casita, ya es mas fácil. Desde la media maratón a los treinta toca relajar el ritmo ya que mis abductores se quejan, me he emocionado un poco con el ritmo y toca relajarlos. Van cayendo los kilómetros y las sensaciones mejoran y mucho. Me pone ir mas rápido, pero mis ultimas experiencias han sido muy malas y prefiero mantener un ritmo constante. Llego a los últimos kilómetros con muchas fuerzas, joder, hacia tiempo que no disfrutaba tanto en una maratón. Otra pa’ la saca. Otro continente conquistado y de una forma estupenda.

Miguel con la medalla conseguida tras su última maratónTocaba celebrarlo y por todo lo grande. Tenia reservada una cena en el restaurante que hay en Torre Sidney. El suelo se mueve según vas comiendo y vas viendo toda la ciudad. El resto del viaje patear todos los rincones que hemos podido. Doy fe que hemos hecho mas kilómetros andando que en la maratón.

Tras volver a casita y ver como habían recuperado mis piernas me entro una idea en la cabecita. Por que no aprovechar todo el entreno de Sidney, realizar una maratón en América del sur y así acabar mi reto de correr en cada continente. Hala, manos al ordenata y a buscar…….en un mes hay una, Asunción, Paraguay. Un par de días para pensarlo yyyyy que coño si ya lo tenia pensado desde el principio, inscripción, vuelos, hotel y pistaaaaaaaaa.

Quedan tres semanas y básicamente solo necesito no cansarme mucho, no comer mucho y no beber mucho en las fiestas.

Ya no me acordaba lo que duele el culo en el asiento del avión. Otras 11 horas de viaje y mi culo plano. Esta vez la ciudad que me encuentro es muy diferente. Asunción se ha quedado parada en los años 70. La zona centro, donde me alojo, esta envejecida, sucia, atrasada. Lo mejor sus gentes amables, alegres…

El recorrido es recorrer una gran avenida de diez kilómetros cuatro veces salvo el final que nos sacan a la avenida costanera, una zona de playa junto al rio. La organización había colgado un vídeo timelap, pero en el vídeo no se apreciaban las cuestas que me encontré, me gustan las sorpresas pero esas no.

Empezamos prontito, 5:30 de la mañana, junto a una compañera desagradable, la lluvia. Nos va a llover varias tormentas durante la primera mitad de carrera. Impresionante que manera de caer. Las calles no podían con toda el agua y buscábamos las ceras, hasta en una gasolinera me metí para soltar algo de agua de mis zapatillas. Hasta ahora había tenido suerte, nunca había corrido una maratón con lluvia y para la ultima me toco y bien. Lo único bueno es que bajo tanto la temperatura que en la segunda parte lo agradecí.

Los últimos 12 kilómetros serán con el viento de cara…que gozada!. Ese viento me enfría, me refrigera y las sensaciones que no han sido buenas hasta entonces desaparecen, no solo mantengo el ritmo sino que voy mas rápido, adelantado a mucha gente y como me paso en Australia termino con fuerzas y disfrutando nuevamente en una maratón. He terminado mi doceavo maratón, he conquistado mi sexto continente.

Hace seis años sufría cinco minutos en una cinta y ahora no domino correr una maratón, pero si que controlo como correrlas.

Compañeros, compañeras.. los sueños que se tienen despiertos, se cumplen, solo hay que levantarse, mirarse al espejo y creer en uno mismo.

Soy el puto amo.

cami01

cami03Que el orgullo es para siempre lo tengo muy claro pero que el dolor es pasajero aún no. Conseguí finalizar la Compressport Camí de Cavalls, probablemente la ultra Trail de una etapa más larga de España.

Nos plantamos es la línea de salida en Ciutadella (Menorca) a las 9:00 horas del viernes 3 locos e ilusionados amigos. Sólo hay una manera de completar 185 km en menos de 40 horas, trote cochinero en llano y bajadas, y caminar a la mínima pendiente.

Nos lo planteamos como si fueran 15 carreras consecutivas, de avituallamiento en avituallamiento. En los primeros, pasamos muy cerca del horario de corte, después fuimos ganando minutos y horas al temido cierre de carrera.

En el Km 56 nos surgió un contratiempo, uno de los tres flojeaba, así que a su propuesta de que siguiéramos sin él, lo dejamos y seguimos….. había que terminar.

Se nos metió la noche encima sobre el km 75, buff a la frente para el frontal, primeros abandonos y valor, había que terminar.

Al km 100 llegamos sobre la 01:00, en Mahón, allí pudimos cambiarnos de ropa, embadurnarnos más aún con vaselina y disfrutar de un buen avituallamiento pero…… había que terminar.

Y la noche fue pasando y empezaba el sufrimiento: ampollas, dolores musculares y lo peor de todo, el culo en carne viva pero…..había que terminar.

El amanecer llegó en Cala’n Porter: de nuevo vaselina, protector solar, gorra y gafas de sol. Mi compañero sufría y se le cayó alguna lágrima al ver un vídeo de sus hijos animándole pero……había que terminar.

Llegamos a Santo Tomás sobre las 11:00, fue nuestro mejor momento, nos miramos a los ojos y nos dijimos: «Ahora se que lo vamos a lograr». Apretaba el calor, cargamos bien de líquido, » solo» faltaba un maratón, pero….. había que terminar.

Los kms pasaban muy lentamente, no así la campeona del mundo de Ultratrail, Nuria Picas y el campeón de la Spain Ultra Cup, Pau Capell, que fue un gusto que nos adelantaran e incluso recibir sus saludos y sus ánimos pero…….había que terminar.

Cuando «solo» quedaba media maratón, otro golpe de moral, justo cuando más sufríamos por el dolor del trasero nos devoramos a uno que había corrido la Ultra Mont Blanc en 5 ocasiones y otros cuantos que iban con él pero…..había que terminar.

Llegamos al último avituallamiento destrozados, sólo 12 km a la meta, y allí el destino quiso que nos encontráramos con un amigo de la infancia de mi compañero. Gracias a su ayuda se hizo más ameno el sendero hasta la gloria.

cami01Ya no había que terminar, YA ESTABA HECHO.

En la recta de meta comencé a gritar y pasado el arco…lágrimas, no muchas, y un abrazo con mi amigo tan sincero que jamás podré olvidar.

Tras un año duro (un esguince en febrero y un ingreso en hospital por infección de colon de 6 días en abril) me gustaría dar las gracias a mi familia y amigos, por haber creído en mí y a los que no lo hicieron, para que recapaciten.

Quería dedicarle este pequeño gran triunfo a Gabi Ruano, me sobraron 55 min. corriendo junto a él para apreciar la calidad de su persona.

Y siempre finalizo con una frase célebre, esta vez lo haré con dos: una de Gabi Ruano que me encantó y otra mía que le encantará a él.

«Los grandes momentos hay que buscarlos, los malos vienen solos». Gabi R.

«¿Cuando fue la última vez que hiciste algo por primera vez?». José C.

P.D.: 185 km, 33 horas y 12 min., 216 comenzaron, 90 acabamos, yo el 53.

 

SALUD.

Toni01

Madrid12Toñi Hernández: A continuación os adjunto la crónica de mi 3ª participación en Mapoma y que forma parte de mis colaboraciones en www.bicirunsalamanca.com

«La verdad no sé por donde empezar. Ha sido mi 3 mapoma y sin duda el más emocionante y el más sufrido, pero por ser el más sufrido es el más agradecido, y aquí quería llegar, dar las gracias a todas esas personas que te animan por todas las calles poniéndonos los pelos de punta e incluso hacer que se derramen algunas lágrimas, que en los momentos más duros hacen que saques fuerzas para seguir.                            

Gracias a los voluntarios por la labor que realizan. Me encantó cuando pase por una tienda en el km 30 donde un grupo de personas te animaban dejándose la piel y con la música a tope, cuando yo pasé tenían puesta la canción de «las chicas son guerreras «y me dio un energía extra para seguir.   Y Madrid me puso en mi sitio! Esta era la 3 vez que acudía a la famosa maratón de Madrid Mapoma una de las más duras y reconocida como la rompe piernas, doy fe de ello. Pedazo de cuestas interminables que hace que sufras en cada zancada. Si algo he aprendido de esta maratón es que cuando el cuerpo no está al 100% es mejor no ir a la carrera. Ya me lo dijeron varias personas de mi entorno, Pero una que es testaruda y cabezona acude. Si una maratón es, y se hace dura para cualquiera que se dispone a hacerla cuando no se está en condiciones óptimas no se debe correr. Y así lo he sufrido yo, lejos quedaban las 4 h que quiero bajar en maratón y que en esta ocasión se me fueron pero lejos, lejos. Bien es cierto que sólo acabar ya es un logro tardes, 2,3,4,5, ó 6 horas tiene mucho mérito acabar. Este año es el primero que hago entrenamientos de tiradas largas de 30, 20, km que antes nunca hacia. Pues esta vez aunque el entreno estaba hecho el cuerpo que es muy sabio respondió. No me iban las piernas, la tos que me daba cada rato, y el respirar mal debido a los mocos, me hacía ir lenta, pero bueno, al fin y al cabo la terminé que no es poco.

Madrid10Las últimas semanas llevaba un ajetreo impresionante, un sin parar que hace que en vez de descansar e ir perfecta a la cita vayas hecha una piltrafilla. Sábado a trabajar por la mañana, comer rápido, y viaje a Madrid. Mi intención era que ya que me recogían los dorsales ir pronto a la cama e intentar descansar pero unos cuantos macoteranos me liaron… Cena de pinchos, calamares, patatas bravas, cervecitas para hidratarnos y acabar tomando chocolate con churros en el centro y disfrutando de los espectáculos que había en la maravillosa Puerta del Sol. Nos acostamos tarde. A las 6 suena el despertador. Desayuno, y preparar ropas y cosillas de última hora. No pudimos llegar a la cita para hacernos la foto del club. Otra vez será.

La salida como siempre espectacular, paracaidistas cayendo del cielo, aviso del speaker de que bebamos mucha agua porque va a hacer mucha calor ( y dió en el clavo)…

De la carrera lo que más me gusta es la animación de la gente, a mi me ponen los pelos de punta, y a veces te hacen derramar alguna lagrimilla porque las emociones están a flor de piel y una se acuerda de personas que lo están pasando mal, que te faltan que te hacen tirar para adelante sea como sea. Ya cuando alguno te llama por tu nombre, o te dicen «campeona tu puedes», «valiente», «grande», «crack», eso …eso es indescriptible si lo vives desde dentro.

Madrid11Me encantó ver a gente conocida ( espero no dejarme a nadie, Gabi esparrama en puerta del Sol, Juanfran que me dio una mini sesión psicológica en unos metros en los que trotó conmigo, Manolo Vivas que siempre que pasó por su barrio le busco con la mirada porque se que va a estar ahí para animarme y chocar la mano conmigo, vi a Fidel Pericache y a Fran Quesque al salir de la casa de campo, a algún macoteranos que me animaron a voces pero que al girarme no reconocí, a Marivi y su hermana Paqui, y en carrera me saludaron el hermano de Ludi, compañeros del club Run and Go, y a José Antonio un chico de Carbajosa que hizo conmigo los 30 km primeros y que luego perdí.

Al llegar a meta reencuentro con los otros 6 compañeros del club y/o macoteranos. Mi hija esperándome ansiosa, con su amiga Laura y me da un abrazo reconfortante.

Tengo que agradecer a 2 personas( Mariví y Ana) y a una en particular ( Mariví) que han hecho que con su apoyo haya acabado pues desde el km 28 la idea de abandonar rondaba en mi cabeza. Sin ellas creo que no lo habría conseguido. Hicieron conmigo los últimos km. Pendiente de darme agua, animarme y apoyarme psicológicamente para no pararme y conseguir entrar en meta con una sonrisa y como me dijo con un beso al cielo. Gracias mil.

Ahora a olvidar los sufrimientos y molestias típicas después de un maratón a descansar, recuperarse y pensar en el siguiente reto.«

 

Miguel Nieto: «Algunos dicen que soy poco sociable, introvertido, y la verdad es que esto de correr me ayuda a conocer gente y tener un tema común del que hablar.

Así, el domingo, en el maratón de Madrid, no sé en que kilómetro, en la segunda mitad, alrededor del 25, se acerca un tipo a mí, alguien a quien había visto junto a otros corredores en otros maratones, que reconocía, pero que no había tenido una relación directa con él.

Toni01Me comentó que había oído hablar de mí, que llevaba tiempo buscándome, y que conocía a varios miembros del club, que a algunos los veía más a menudo, pero que a otros hacía años que no los había vuelto a ver.

Me dijo que el Club Atletismo Macotera Persianas Ruano es un gran club, y que espera conocer a muchos más de sus miembros.

En estas estábamos cuando, alrededor del km. 41, se acerca a otro corredor, y yo aprovecho para quitármelo de encima, ya que aunque al principio me pareció simpático, se fue convirtiendo en un tipo pesado, y me ralentizaba el ritmo.

¡Ah! Se me olvidaba, me dijo que era conocido como «el hombre del mazo».

Al final 3:12:42.

Madrid03

Madrid06Esta historia empieza el 14 de Agosto como contó Gabi «Madriles» a las 7 de la mañana, aunque en mi cabeza rondaba la idea desde la salida del Club a Coruña. Alli tuve la suerte de compartir los últimos 15 KM del Maraton con Gabriel Vidal, Jose Ignacio, el Maestro Chamorro (con cuatro cosillas nos demostró que eramos unos pardillos en esto del Atletismo:-)…En A Coruña todavía deben acordarse de los de Morado…La liamos parda.

Alli comprobé que la Maraton era otra historia y yo quería vivir esa experiancia completa.

El tener un compañero de viaje como Gabi te facilita las cosas, te obliga a cumplir el plan. Los tres meses de preparación los he disfrutado y sufrido como nunca. Lluvia, viento, niebla, frío, barro…y en casa Sonia: Dónde vas con la que esta cayendo ??? A darle Rock & Roll al cuerpo…ésto lo pensaba , no lo decía…:-)

He de agradecer consejos, Planes, entrenamientos en grupo ( Tirada XXL)… Que grande es el AT Macotera-Persianas Ruano!!!

Y Gabi Madriles dando sustos…y mas sustos…tambien alegrias, ya que en enero llegó Daniel. A pesar de los problemillas yo sabía que el 24 de Abril estaría ahí porque un compromiso como el del 14 de Agosto solo lo rompería por causa mayor,,,Menudas cabezas tenemos en Macotera…

Llega el día señalado en el calendario durante meses y nos presentamos en Cibeles con la ilusión de recorrer por Madrid los 42.195 metros. No había presión, la idea era disfrutar al máximo y aprender.

Madrid08Asi lo hicimos, disfrutamos cada zancada y cada kilómetro como niños, siempre con una sonrisa, pendientes de todo lo que rodea a una carrera como ésta. Muchos ánimos de gente anónima que te hacen olvidar pequeñas molestias pero cuando el que te anima es conocido…subidón!!! Poco después de la Media nos pasaron tres chicos del Club de Paradinas dándonos ánimos unos a otros…Juanfran nos esperaba sobre el 22 y ya por el 30 Paqui y Mariví (que no la vimos) Al paso por Atocha alguien grita Macotera!!! le doy la mano pero no llego a ver quien es… Gabi se parte de risa y me dice que era Fran «Quesque»…Esos ánimos se agradecen y te dan fuerzas para seguir.

Tuve la suerte de encontrarme bien durante toda la carrera e incluso llegar fuerte al final excepto en el KM 23 en el tuve un sustillo. Paramos a descargar líquidos tras unos arbustos y al arrancar de nuevo mi rodilla izquierda no iba bien, un dolor en la parte externa no me dejaba correr a gusto. En ese momento me preocupé y llegé a pensar que si seguía así no llegaría al final, pero ahí estaba Gabi esperando, preocupándose y dando ánimos. Apareció por allí un chico de la organización en Patines y con botes de Reflex…me dió la vida…yo que me reía de Neymar cuando daba volteretas sobre el césped como si lo hubieran matado y con un poco de Reflex milagroso volvía como nuevo…

Era el debut en la distancia y lo único que quería era terminar y cruzar la meta con Gabi, la marca daba igual, ya habría otras maratones para arriesgar más con el ritmo. Hicimos una carrera conservadora y muy tranquila. Viendo ahora las fotos a lo largo del recorrido me doy cuenta de que en todas estamos sonriendo, incluso al paso por la Diosa Cibeles ya en los km finales y es que en este Club de Atletismo si hay algo que es obligatorio es DISFRUTAR…

Madrid07Llegando a la recta final solo pensaba que había que repetir esta experiencia mas pronto que tarde. Tuve la sensación de que se terminaba una etapa pero ahí mismo empezaba otra nueva.

Me gusta el Rock & Roll y a Gabi también, pero esta vez no esperaremos a la Verbena del 14 de Agosto, no vaya a ser que en vez de otra Maratón , nos embarquemos en un Ultra de 100 KM… Por cierto acabamos en 3H 52´ 19¨

GRACIAS a todos lo miembr@s del Club Atletismo Macotera-Persianas Ruano por los consejos, ayuda, planes de entrenamiento, Tiradas largas y cortas en Grupo…Familia, Amigos, Compañeros y excompañeros de Trabajo, Familia Arancetana «Si seguimos asi 1 talla mas» por aguantarme…Organización del MAPOMA… y muchos más que han puesto su granito de arena, no han perdido la paciencia y se han preocupado durante estos meses.

It´s Only Rock & Roll

media guijuelo 2016 1

Casablanca

Después de la fría y húmeda edición del año pasado pocas ganas me quedaron de repetir la MM Guijuelo.

Además de la poca animación y de ser una carrera algo dura por las cuestas y la combinación mixta de asfalto y tierra…

Pero hablo con atletas de distintos clubs y me doy cuenta que soy la única que no estoy haciendo ni tiradas largas, ni series, ni entrenamientos específicos de cara a la MM Salamanca. Y decidimos Miguel y yo que en vez de ir solos por los caminos de Macotera nos apuntamos a la media de Guijuelo y nos vale como entreno.

Si tengo que destacar algo de esta carrera es que iba sólo a disfrutar ( quería hacer una tirada larga, pues por circunstancias no he podido entrenar desde hace tiempo). Así que mi primer pensamiento era acabarla que no es poco 21 km sin entrenar nada…

Pensando en el frío que pasamos el año anterior todos veníamos preparados con ropa de abrigo por si las moscas… Pero no, hoy no habría -9 grados como en la anterior edición sino una mañana fresca ( la noche antes había nevado en gran parte de la provincia y capital charra), pero que invitaba a correr en corto para los más valientes.

Del club de Macotera fuimos Chuchi, Javi, Miguel y yo.

A las 11 de la mañana del día 7 de febrero desde la plaza mayor de Guijuelo 200 corredores salimos dispuestos a disfrutar, sufrir o ambas cosas de 21, 087m por delante.

El terreno era mixto porque comenzaba en asfalto, salimos a caminos y terminábamos en asfalto.

La meta estaba dentro del pabellón y allí recogíamos la mochila del guardarropa y directos a la ducha.
También había fisios, y servicio de podología.

La bolsa del corredor estaba bien algo de beber, fruta, y una braga y zapatillero.

Echaba en falta algo salado o dulce como un bollo o algo de chocolate(ya lo se soy una galga y golosa pero no lo puedo remediar)…

Entrega de premios con trofeos y embutidos.media guijuelo 2016 5

Y mi sorpresa es que estando hablando con Chuchi y no esperando para nada optar a ningún premio (el tiempo que había hecho no me pareció para nada bueno), me nombraran para subir al podium como 2 veterana. No lo voy a negar me hizo ilusión porque ni por asomo pensaba que hubiese quedado segunda.

Sortearon ibéricos pero no hubo suerte para ninguno de los morados del club.

Y vuelta a Macotera con una media maratón más para la saca.

 

Casablanca

CasablancaCorrer en África era fácil y barato al poder escoger una maratón en Marruecos. La celebrada en Casablanca era la adecuada para mi calendario posterior.

No soy un enamorado de la cultura marroquí y mi viaje sería lo más corto posible y aun así podría haber sido más corto. Turismo y visitas a la ciudad, las justas, ya utilizaría el recorrido de la carrera  para conocer la ciudad donde los contrastes son muchos. En una esquina hay un restaurante de lujo y en la de enfrente se come en los contenedores de basura, hay unas desigualdades brutales y todo mezclado en un cóctel complicado de llevar si no tienes un buen estómago.

En cuanto a la carrera en sí,  llegaba con la preparación que puedo hacer, no puedo entrenar el maratón como debería, pero si llego con kilómetros suficientes para acabarla.

El recorrido llano y ameno, aunque siempre hay la alguna cuestecilla final que por el cansancio parece la subida al Everest. Recorres las zonas limpias de la ciudad, buenas avenidas y con grupos de estudiantes animando. Las primeras horas, la organización de 10, al final se relajaron y los últimos corredores tuvimos que apechugar con gente y tráfico que aunque no nos impedía el correr, si es molesto tenerlo al lado.  Es una carrera con solo 8 años y deben pulir muchos fallos. Este año era el primero que se cortaba el tráfico por la carrera, no me quiero imaginar correr con trafico una maratón. La salida y llegada es en la gran mezquita, lugar fastuoso, grandioso, impoluto…………nada que decir.

Hay muchos corredores que me dicen, una maratón, yo no podría hacerla, ufff, son muchos kilómetros…. y cierto es cierto, pero  si yo puedo correr maratones con la preparación que hago últimamente, correr una maratón es posible a cualquier corredor. No animo a nadie a correrlas, Ehhhh!!!! Que quede claro que son 42 y pico, dos medias juntas, jajaja. Pero con una preparación y planificación se puede. Hay que correr muchos kilómetros, hay que planificar la temporada, pero no hay que tener miedo a correrla, sí mucho respeto y sobre todo mucho entrenamiento mental. El éxito en una maratón se debe más la cabeza que a las piernas. Yo no soy rápido,  mi físico no es de corredor de fondo, no puedo entrenar, pero soy muy bueno mentalmente y eso me permite terminar maratones, controlo el esfuerzo de mi cuerpo, conozco sus límites y que ritmos debo llevar. Eso lo podemos hacer todos, eso lo debemos hacer todos.
 
Compañeros, novena maratón completada, cuarto continente conquistado y vamos completando retos………….Soy el puto amo caballeros. Un gran palanteeeeee.

arta

maraton1Decidí tomarme como descanso los meses de julio y agosto en lo deportivo (no en tabaco y birras) y con un mes y medio por delante me apunté a la Maratón de Palma por culpa de un fanático del asfalto que tengo como amigo. Adiós al tabaco, adiós a las birras pero sin seguir ningún plan de entreno, que para sufrir ya está el trabajo. Quería tomármelo como un entreno largo para la temporada de montaña que empezaríamos cuando acabara el calor. Entrené a mi bola con la excepción de tres tiradas largas que consideraba imprescindibles. Entre tanto me hablaron de la Marató Muntanyes D´Arta, que se disputaría una semana después y me dije, por qué no? A por las dos.

Justo una semana antes de ambas carreras tuve una boda en Macotera. Surgió una cena de amigos el sábado, me pasé por el estanco, me compré tres paquetes para el largo finde y a las 6 de la mañana regresé a casa en pésimas condiciones (y sin el talonario de lotería). El domingo todo el día boda, hasta las 5 de la madrugada, me ahorro los detalles.

Y a los seis días, la carrera. Me presenté en la salida sin ninguna presión, sólo quería disfrutar e intentar acabarla sin castigarme mucho. Y así fue, 3:45 horas con un recorrido espectacular y disfrutando muchísimo sin sufrir. Fue una de mis mejores carreras.

artaCon 6 días por delante había que recuperar, así que un poquito de bici, unos paseos y relax total. Y llegó el siguiente domingo. Al fanático del asfalto «curiosamente» le surgió un viaje, pero me quedaba otro al que le gusta la montaña y para Artá que nos fuimos. 42 km y desnivel +1400 m. Fuimos a ritmo todo el tiempo sabiendo que si no pagábamos el cansancio de la anterior, con el fondo ganado los últimos km nos comeríamos a todos. Y hecho, en la segunda mitad del recorrido adelantamos a más de 60, fue espectacular pero acabé tan roto que ni siquiera me entraba la comida de después. Reto conseguido.

PD1. Ambas carreras las hice con compresión en gemelos y cuádriceps, mis cojones no necesitan compresión.

PD2. «La única diferencia entre un loco y yo es que yo no lo estoy»

Alberto

Amanecía con una lluvia fina en Babilafuente pero constante. La gente se preparaba a conciencia con bolsas de plástico, cortavientos e incluso chubasqueros, por la que se venía encima… Y al final la lluvia respetó y sólo cayó al final del recorrido.

AlbertoCoincidimos unos cuantos del club en el calentamiento, pero al final no hubo foto de grupo porque la lluvia dispersó a la gente que no paraba de calentar o buscaba cobijo antes de la salida. Comienzo de la carrera y una vuelta por el pueblo ante los aplausos de los pocos valientes que se atrevieron a salir de sus casas y de los acompañantes de los corredores (entre ellos, mi padre con su cámara en mano).

El recorrido, distinto al del año pasado, me gustó mucho más. La mayor parte del mismo discurre por una carretera estrecha pero bien asfaltada; rodeada de huertas, árboles.. En definitiva, bastante vegetación y colores típicamente otoñales con un cielo nublado y una temperatura bastante buena para correr, incluso en ocasiones apretaba un poco el calor y veías como la gente que salió tan abrigada, se echaba la ropa a la cintura. Salimos un grupo de 7-8 corredores, entre ellos, Manolo y yo, y Gabi, según el tramo, se adelantaba, se dejaba, volvía, le veías delante a 50 metros… Y mientras gozábamos de su compañía, nos deleitaba con anécdotas y peripecias vividas.

Transcurría tranquila la carrera, y decidimos mantener el mismo ritmo, entre 5:15-5:20, lo que nos permitía ir charlando y contándonos peripecias y experiencias en carreras anteriores (por fin conocí al gran Gabi Ruano). A partir del km 14, como suele pasar en casi todas las media maratones, los grupitos que se forman se van deshaciendo y nos quedamos solos Manolo y yo, manteniendo el ritmo y adelantando bastante gente. La verdad que ir acompañado es de agradecer y si encima es de un morado, mucho mejor!! Parecerá una bobada, pero en esos momentos de debilidad, que un compañero te marque el ritmo y en otras se lo marques tú a él es importantísimo, sobre todo, cuando pasas esa distancia aproximada del 14-15, y ves como la gente se va desfondando. Último kilómetro y pequeño repecho que afrontamos con fuerza, haciendo ese último km a 4:45.

Entrada en meta, lloviendo pero feliz, porque sabía que me esperaba Ana con una sonrisa y un paraguas para resguardarme. Tiempo final 1:49’35» y con la sensación de haber podido bajar un poco más el crono, quizá con la disciplina de Falogo en carrera hubiésemos conseguido ese objetivo. De los nuestros, como siempre copando los primeros puestos; Alberto Marcos, Chuchi, Ricardo… Y los demás, más o menos en nuestra línea.

Nos vemos en la Behobia!!!!

sada3

Hace ya mucho tiempo que perdí la buena costumbre de escribir la crónica de la carrera de la semana. Será que por eso esta mañana ya me imaginé con la taza de café escribiendo la crónica mientras escuchara la lluvia caer. Y aquí estoy, aunque no es lluvia lo que veo a través de la ventana, al final salió el sol. Aquí, en Galicia, también sale el sol después de la tormenta.

sada4Esta mañana corrí la V carrera del Agua de Sada, una localidad a unos 15 km de Coruña donde TODOS los ingresos de la carrera iban destinados a Unicef.

No son muchas las carreras que he corrido por Galicia desde que vinimos en Abril. Me estoy tomando con mucha tranquilidad los entrenamientos, las carreras. Creo que he corrido demasiados kilómetros día a día, he conseguido muchos éxitos que jamás hubiera imaginado y a la cabeza le cuesta tirar del carro de huesos y carne que la sostienen cada vez más.

La vida sigue con nuevos retos y aunque correr sigue formando parte de la misma, lo llevo con más filosofía. Ahora, medio año después de estar en Coruña me voy encontrando mejor en el trabajo, con nuevas amistades, con nuevas oportunidades para mi novia Olalla y juntos aquí seguimos, contra viento y marea.

El Domingo no me sentí «super» como otras veces, pero a base de fuerza conseguí engancharme al grupo cabecero y en torno al 5 fui el único que consiguió aguantar al que finalmente ganaría la carrera. Me sentí especial, bien es cierto que la lluvia molesta muchísimo antes y después de la carrera, pero en el medio de la carrera no hace sino añadir dureza, hacerla más épica y a mi eso me encanta. Me sentí diferente del resto, resaltando con mi indumentaria morada me sentía realmente diferente, me sentía un invitado sorpresa, un forastero dispuesto a enseñar las armas que se utilizan allá en su tierra… En fin, toda una película que me monté mientras corría que me hacía sentir realmente bien.

Mientras la carrera avanzaba, el que abría la carrera me pidió relevo un par de veces. Ni me interesaba tirar, ni tenía porque hacerlo. Al fin y al cabo el iba con el nº 1 que le distinguía como ganador de hace un año. Así nos presentamos hasta las inmediaciones de meta. El era un chaval de veintipocos años y no quería esperar mucho más, así que pasado el km 8,5 hice mi ataque. Pero, amigo… las piernas no tiraban o más bien el corazón. Creo que me faltó fondo. El chico tardó en cogerme, pero es que 1km con la fatiga acumulada se hace muy largo y da mucho de sí. Que se lo digan a los ciclistas cuando sprintan a meta. Cuando me alcazó fue incrementando el ritmo poco a poco, él tampoco iba fino deduzco y aún tuve 2 o 3 arrancadas de rabia con las que me lance a por él. Pero esta vez, no iba a ser posible…sada3

Al final, un segundo puesto que me sabe a gloria, Una carrera en la que disfrute muchísimo y con la que cargar las pilas para otras nuevas. De momento tengo ganas de que lleguen los crosses y seguir disfrutando como un niño.

Acabamos la jornada comiendo por Betanzos en buena compañía poniendo el broche de oro a una jornada que amaneció con mucha lluvia y acabo con sol.