Banyoles

BanyolesCon un par de semanas de antelación me avisaba Juanfran Blázquez de su intención  de desplazarse a esta tierra que me acoge desde hace unos meses y correr la IV Cursa de Muntanya de Banyoles el 22 de Marzo. Al inscribirme tomé conciencia de la realidad del asunto … Un perfil durísimo y un pronóstico muy probable de lluvia que presagiaban una mañana divertida …

Y así aparecieron la noche del Viernes en horas ya intempestivas Juanfran y un  amigo de juventud, el entrañable Gran Dido. El tute de 700 km. y las más de 7 horas de recorrido no impidieron que a la llegada, y ya acomodados en casa hiciésemos risas con embutidos y cervezas estrellas Galicia ad hoc de por medio.

El Sábado amaneció gris, lluvioso, bonito … Ideal para lo que hicimos, visitar la Costa Brava y el mar en No calma de la Cala de Aiguablava . Ya en Empuriabrava (VENEZIA catalana), la visita obligada al Bar de Arturo, un navarro afincado en la  desde hace más de 20 años que sin ton ni son sacó todos los tipos de sidra que tenía, pinchos mientras amenizaba la estancia con un monólogo sobre la vida digno de previo pago de 40 ó 50 Euros. Aquel momento supuso un punto de inflexión en el en el día conscientes del riesgo de quedarnos atrapados indefinidamente en aquel local bailando al son de la música que interpretaba aquel hombre… Pero salimos vivos y tras  apetitosa paella regada con un buen vino de la terra y brindis con chupitos en Cap de Creus y visita a Casa de Dalí en Cadaqués regresamos a Girona  donde seguimos disfrutando de la lluvia y la amplia gama de cervezas de una taberna irlandesa … Otro buen rato para estirar piernas y subir la moral para la carrera !!!

Ya el  Domingo, con tiempo suficiente por los posibles imprevistos nos levantamos y con la elástica morada enfundada pusimos rumbo al Pla del Estany y su capital Banyoles. Primera gran noticia no llovía …y menos mal !!! porque la carrera, o  gincana se resume rápido  : Algo más de 13 km exigentes en un entorno  espectacular con el Lago de Banyoles como protagonista de un escenario que no deja indiferente a nadie … obstáculos, mucho barro, charcos, subidas con tramos de 4 apoyos, descensos verticales por cuerdas  y nunca más de 300 metros seguidos de trote. 

Y las sensaciones? Una mezcla de sorpresa e incertidumbre por lo que nos íbamos encontrando junto con la idea siempre en la cabeza de guardar fuerzas y no desfondarse porque 2 km de aquí se pueden hacer eternos y una última pujadeta interminable … Acompañados por varias féminas que nos marcaban ritmos equilibrados conseguimos el inefable JF Blázquez y un servidor cubrir el recorrido y llegar a meta con el consiguiente subidón de alcanzar el objetivo y haber probado un tipo de carrera que por dificultad, exigencia y dureza recomiendo a todos . Son habituales en estas tierras catalanas que tan bien me han acogido, donde resido y donde invito a todo el que que quiera venir … Alojamiento y paella en la playa, y carrera de muntanya exhibiendo morada con orgullo y emoción …

Un placer …

Gracias.

Fran Pazos.

 

Toñi2

  Toñi3No sé ni cómo empezar esta crónica. Empezaré diciendo que yo iba a ir a Barcelona a la maratón, pero no a disputarla, sino de acompañante. Hace algo mas de un mes, Miguel decidió apuntarse a la Maratón de Barcelona aprovechando que mi suegro quería hacer una visita a su tíos de Hospitalet  y, de paso que acompañaba a su padre a ver a sus familiares, correr allí.

 A mí me parecía un poco locura pues en menos de un mes iba a correr la maratón de Sevilla ( donde hizo su MMP, la media maratón de Salamanca donde repitió MMP y Barcelona donde correría de nuevo 42 km…) Pero él está más loco que yo, así que…  buena gana de discutir. Empezamos a mirar alojamientos, viajes…ainsss no nos poníamos de acuerdo hasta una semana antes no elegiríamos dónde hospedarnos. Finalmente ante escoger cerca de la salida de la carrera y escoger el centro de Barcelona escogimos un apartamento bohemio junto al paseo de Gracia precioso y tranquilo… (centric unique apartament bohemian) , bueno que me lío…

Yo estaba convencida de ir a acompañar, hacer turismo, visita familiar y, aprovechando que Mónica cumpliría 14 años, regalarle también este viajecito…
 Debo decir que estaba empezando a preparar la maratón de Madrid Mapoma pero que tan sólo había hecho entrenamientos de 10, 12, 14 km y disputado la Media Maratón de Guijuelo donde pasamos mas frío que vergüenza y la Media de Salamanca donde no hice una buena marca ( peor que el año pasado) Me sentía muy cansada… más tarde sabría por qué.. Ya no habría más entrenos largos.
 La Cosa empieza así.
Toñi
 16 de febrero por la tarde Miguel recibe una llamada telefónica diciéndole que ha sido afortunado en un sorteo de un dorsal para la maratón de Barcelona, sorteo a través de Facebook. De estas cosas que piensas “voy a echarlo aunque sé que no me tocará…”
Pues le tocó y, claro, él ya se había inscrito.  Total, que me lo cede.

Si no la acabo me vale como entrenamiento para Madrid y, si me tengo que retirar o hacer 30 y el resto andando pues no pasa nada, ¿no? Así que esa misma tarde a última hora me inscribo en la maratón. Al día siguiente 17 de febrero, martes de carnaval, no trabajando por la tarde “mi personal training” me dice que debo hacer entre 24 y 28 km si no quiero sufrir en Barcelona. Y allí ese martes de carnaval, cumpliendo 42 añitos me hago 26 km gracias a la compañía de Teresa Nieto durante unos 15 km,  para acabar el resto en soledad pero más contenta que una perdiz…

 Tras los últimos análisis donde mi médica me dice que ando baja de defensas y de hierro comienzo a tomar hierro, zumos naturales, verduras y frutas. Ya mucho no podré hacer pero hay que intentarlo.
 Esta misma semana fui con niños de Macotera a la Covatilla (bautismos blancos),  y aún sin acabar de deshacer la maleta preparo la de Barcelona y, por fin, llega el viernes, camino de Valladolid para coger en el aeropuerto de Villanubla un avión hasta el Prat de Barcelona. Aquí mencionar que pasando el control policial nos reconoce un atleta palentino que coincidimos con él en la maratón de Palencia de 2014 y que nos saludó efusivo, afirmando que seguro que íbamos a Barcelona a correr la maratón… Alucinábamos de que nos hubiese conocido de un rato en una carrera de hace un año sin llevar la equipación puesta.

 Llegamos, autobús hasta plaza Cataluña y llegada al apartamento, dejamos cosas y comienza la tarde de turismo, Paseo de Gracia, Sagrada Familia, casa Batlló, la Pedrera, paseo de Colón, las Ramblas, mercado de la Boquería, paseo del Ángel, plaza Cataluña, barrio gótico, paseo marítimo…llegada al apartamento, ducha, cena y a la cama.


 Sábado por la mañana madrugón de nuevo, ir a Hospitalet visita familiar, para acabar en plaza España donde está la Fira, recogida de dorsal, fotos, y cuando nos disponíamos a dar una vuelta para hacer algo mas de turismo comienza a diluviar, ¡qué frío!, calados hasta los huesos. Quedé con mis primos de Boada en las Arenas, un centro comercial que era antiguamente una plaza de toros, desde arriba vimos a las 7.00 puntuales el funcionamiento de las fuentes mágicas de Montjuïc, espectáculo obligado para cualquier turista, es una exhibición de color, luz, movimiento, música y acrobacias acuáticas. La pena fue que la música desde arriba en la azotea no la escuchásemos pero caía agua a raudales.
Cuando volvimos al apartamento pensé que seria imposible que al día siguiente pudiera correr 42 Km.

 Domingo por la mañana, de nuevo madrugón 6.30 desayuno y preparativos. Decido llevar un culotte puesto que en la media de Salamanca me rozaron los muslos con heridas (es lo que tiene comer pepitos de chocolate, que luego rozan uno contra el otro), hacia frío y fuimos en metro hasta la plaza España, cada uno a su cajón.
 (Tenía la esperanza de ir acompañada pero no…), en la feria me regalaron una pulserita con los tiempos de paso para 4 horas, pero finalmente no se logró y se me fueron 5 min. Qué se le va a hacer… Y dieron la salida. Sonaba “Barcelona” de Freddie Mercury con Montserrat Caballé y yo, toda emocionada, no sabía si llorar o cantar allí mismo, decidí no cantar… El ambiente, espectacular; la gente agolpada animando en todos los idiomas, castellano, catalán (molt be, molt be), franceses, italianos, alemanes… ¡Impresionante!
 Cómo describir el maravilloso ambiente… Imposible, hay que vivirlo…

Toñi4 El recorrido es muy bonito: paseo de Gracia, viendo edificios de Gaudí, Sagrada Familia, donde alguien me anima “Macotera”, más tarde supe que era una hija de Cartagena que se llama Teresa y vive allí…
 Paso la media maratón en 2 horas, sin apenas molestias, y decido no tomar ningún gel, sólo cosas naturales, tomé agua, plátano, naranja y frutos secos… Es que me sientan mal los geles y he probado varios…
 Hasta el km 30 fui bien, pero ¡ay, amigo! a partir del 35 las rodillas dolían, la cadera se quejaba, y, pese a intentar pegarme al globo de las 4 horas, en los últimos km se me fueron y nunca mas volví a verlos.
 Me vino un bajón porque vi que ya no haría las 4 horas pero luego según iba adelantando gente en los últimos km pensé: ¿de qué te quejas? si vas entera sin tirones, ni calambres, sólo pequeñas molestias de los Km acumulados y mientras estás viendo alrededor gente caminando, caras doloridas, retiradas… Lo que todos vemos en este tipo de carreras.
 Los últimos km pican para arriba y yo pienso en pararme pero no lo hago, “venga Toñi un último esfuerzo”, veo el km 40 y me acuerdo de la maratón de Sevilla de hace 1 mes donde tuve que asistir a dos atletas africanos un keniata Too Daniel y a una chica Etíope Fasika Metafriya que iban super fastidiados y pensé que tenía que seguir…que ni llegaba con tirones como el chico, ni deshidratada como ella y conseguí fuerzas para acabar.

 Llegado el km 42 veo a familiares y macoteranos que me animan, Mónica salta la valla de seguridad y corre conmigo esos 195 metros para llegar en 4 horas 5 min.
 Agradecer a Miguel, Pablo, Antonio el corto, Teresa hija de Cartagena, y el apoyo de mi hija Mónica, los ánimos finales que me hicieron entrar con sonrisa en meta y emocionada… Incluso hablé por teléfono y Miguel coincidió en un punto con Manolo, hijo de Mari y Roque del Camino Peñaranda.
 Por la tarde, visita turística al Camp Nou y playas barcelonesas donde bajar las escaleras del metro fueron una odisea.

Vuelta el lunes a Macotera y ahora a recuperarse para la próxima carrera en breve…

Gran fin de semana y experiencia inolvidable.

 

Madrid

MadridUna vez alguien con más de 20 medias en las piernas me dijo: “yo ya intento correr en sitios con encanto o que por algún motivo tenga un especial significado”. Intentando seguir su ejemplo lo que hago es correr dónde buenamente mejor me coindice y luego pensar en que encanto o motivación extra le puedo atribuir a la carrera para que parezca que tiene más sentido haberla hecho.

En ésta ocasión me inscribí en la XXXV Media Maratón de Ciudad  Universitaria de Madrid, motivos:  por ser estudiante de la Complutense su precio es más barato, tiene solera con 35 ediciones a su espalda,  se realiza bajo un circuito de 7kms. con la posibilidad de entrar en meta en el 7, el 14 ó el 21…y presumiblemente será mi último año como estudiante así que, qué mejor despedida de la Ciudad Universitaria que recorriendo los lugares que tantos buenos recuerdos me generan.

Me lo plantee como una puesta a punto y una recuperación de sensaciones, ya que tras hacer 1h55 con el globo en Salamanca tuve algunos apuros en la cuesta de la Aldehuela y quería saber cuánto de más rápido era capaz de correr (sin tampoco cansarse en exceso).

Una de los grandes atractivos de la carrera es que es un circuito de 7km, distancia que suelo usar como referencia en las medias para saber cómo van mis parciales y a cuanto puedo aspirar en meta. Además como conocía bien el terreno sabes perfectamente dónde gastar un gramo más o menos de fuerzas. Como digo un circuito cómodo y dónde se puede rodar relativamente rápido ya que apenas tiene tres repechos, el más largo de no más de 700m y ninguno de ellos es muy pendiente, lo que me favorece para mantener el ritmo en las subidas y lanzarme cuando el terreno se pone favorable. Mención aparte a una más que aceptable organización contando con la escasa obtención de fondos de patrocinio y publicidad que tienen y una inmejorable meteorología sin viento y una temperatura ideal.

Dando la salida a las 9:30h con terreno favorable el primer km. evitaba el efecto embudo al ser una salida sin cajones y dónde una mala colocación podía hacerte  encontrarte algo de tráfico lento en los primeros kms. me vino bien ya que el primer 7K quería rodarlo a modo de calentamiento ya que si llegaba muy justo al 14 sabía de buena mano que me iría a la meta quedándome con mal sabor de boca por no completar los 21. Dicho y hecho paso por la primera  vuelta en 38´ y pico y aprovecho las bajadas de la segunda vuelta para dejarme llevar todo lo rápido que puedo mientras que subiendo procuro mantener ritmos en torno a 5min/km. así conseguí un más que meritorio tiempo de 32´ en el segundo 7k, echando cuentas mentales tenía a tiro la 1h45 en meta así que procuré no aflojar demasiado la tercera vuelta si bien es cierto que los últimos 3k como viene siendo tradicional a éstas alturas de temporada tengo sensaciones mejorables y debo tirar de casta para no hacer el vago y dejarme ir. Finalmente cruzó la meta en 1h46, satisfecho por el test realizado y poniendo la vista en la Media de Madrid (tendré que ir pensando que encantos le encuentro a Madrid) dónde tendré otra ocasión para comprobar cómo va mi preparación para la Media de Granada. 

Formentera1

Formentera3Cuando a principios del 2014, que llevaba unos meses corriendo, escuché a una persona decir que estaba preparando una trail de 72.5 km en Formentera, pensé si algún día yo seria capaz de hacer algo así. Acababa de hacer mi primera media maratón e iba de lesión en lesión (periostitis, sobrecargas….). 

Uno de los dos monstruos con los que corro propuso hacer la maratón de Donosti. En un principio me negué (para sufrir ya está el trabajo) pero en una larga sesión de copas y como el otro monstruo no decía nada, acepté, con la indiscutible condición de que todos iríamos a hacer la Formentera All Round Trail.

Durante el descanso posterior a la maratón nos dedicamos a informarnos y a adquirir el material adecuado para ello. A principios de año comenzamos a correr por montaña, 18 km, 20 km… y poco a poco subiendo hasta llegar a los 40 km con desniveles brutales de hasta 1800 metros y sesiones de más de 6 horas. Formentera2

Y llegó el día, el pasado sábado.Te puedes imaginar a lo que te enfrentas pero eso no lo sabes hasta que no estás ahí. 

Con una tranquilidad no común en mi me planté en la linea de salida y al cruzar el arco se me hizo un nudo en la garganta al acordarme de lo que me falta en este mundo; un par de miradas al cielo y a demostrar al mundo que me sobran cojones para todo.

Piedras, barrancos, arena…..daba igual, había que hacerlo.

No había sendero; si levantabas la mirada buscando la siguiente marca corrías el peligro de caerte, daba igual, había que hacerlo.

Las piedras te destrozaban los pies, la arena la musculatura, daba igual, había que hacerlo.

Varios barrancos donde no es que no se pudiera correr, es que había que trepar, incluso jugándote el pellejo pero daba igual, había que hacerlo.

Formentera1Y se hizo, claro que se hizo. Y los últimos 5 km a menos de 5 min /km porque había que acabar a lo grande. 72.5 km en 9 horas y 23 min.. Unos 3 litros de agua, unos 2.5 litros de isotónica, los plátanos y cacahuetes que se come un mono en un año y el orgullo y la felicidad que pocas veces se logran.

 

Salud.

 

P.D.: Ya lo dijo en su día en gran Salvador Dalí: “la única diferencia entre un loco y yo es que yo no estoy loco”.

 

Grupo5

Crónica por Pilar Gómez

PilarUn gran día para recordar. Una gran carrera en una ciudad maravillosa, rodeada de gente conocida, con una ilusión tremenda por ser mi debut en una media, con los temores de podré o no podré y con la camiseta de un gran equipo. Grande en todos los sentidos, en número y sobre todo en Compañerismo. Admiro que el hecho de llevar una camiseta morada te saluden desde un coche. Admiro que por llevar una camiseta morada y sin conocerte, te hagan un plan de entrenamiento y un seguimiento del mismo. Admiro que por llevar una camiseta morada te hablen como si nos conociéramos de toda la vida (aunque no sepamos nuestros nombres, nos une la camiseta). Admiro a esas personas que desde cualquier parte del recorrido gritan tu nombre para darte alas. Se agradece un montón y os aseguro que los metros  siguientes notas ese empujón. Admiro que por llevar una camiseta morada tengamos ánimos y buenos deseos hacia todos y de corazón. Yo llevo muy poco tiempo en el club pero si os digo la verdad tengo la sensación de que llevamos juntos mucho tiempo y creo que eso se debe a lo intenso que vivimos esta “locura” que nos hace ponernos la camiseta morada. Esto también va por todos aquellos que hoy no han estado aquí. Seguro que han vivido la carrera, desde la distancia, intensamente y han disfrutado como los demás. La camiseta morada nos une y eso hace grande a un equipo. Gracias a todos por el día inolvidable que me habéis hecho vivir. Como veis la única parte de mi cuerpo que no me duele es el dedo.

 

Crónica por Mª Angeles HernándezMAngeles

Algunas somos de pocas palabras. Enhorabuena a todos los del club, cada uno a su nivel creo que todos hemos dado la talla. Para mí ha sido todo un éxito por bajar de las dos horas. Contando con la ayuda de un personal training que sin él no la hubiera terminado. Es un honor pertenecer a este gran club. Llevar la morada por toda Salamanca y poder disfrutar de la carrera es una satisfacción.

 

Crónica por Alberto Sánchez Bustos

Quiero dar las gracias a Falogo y a Manuel su compañía durante la carrera de ayer. Mi idea era intentar bajar d 1:50 y gracias al ritmo constante q mantuvimos lo conseguí con creces. Esos consejos del “jefe” Falogo nos vinieron muy bien: “mantener ritmo”, “no hables que te cansas”, “no os emocionéis” “recuperamos en las bajadas”, etc etc, fueron una ayuda inmejorable. Al final, objetivo superado de sobra con un tiempo real en meta d 1:47’11”. También quiero dar las gracias a todos los que animaban al ver nuestra camiseta morada y reconocer la impecable labor de la organización en todos los sentidos.
Gracias equipo!!!Alberto

 

Crónica por Manuel Jiménez

No estaba mucho por la labor de hacer esta pequeña crónica, pero después de ver esta tarde la marca que había realizado, no tengo por menos que decir alguna cosa.

Lo primero decir que se corre mejor en compañía, se hace más llevadera la carrera y se te pasa mejor y más rápido, y lo que mejor sabe hacer mi amigo FALOGO, ayudarte a pasar ésos momentos de debilidad que en estas carreras tan largas siempre té vienen.

Por lo tanto agradecer a Alberto lo que sumo en el ritmo de la carrera y la buena compañía, aunque no hablaba mucho, no como otros que no paraban. Que voy a decir yo del señor Bueno que vosotros no sepáis. Pues eso GRACIAS AMIGO.

 

Crónica por Carlos Martín de la Sierra “el Toledano”

Carlos2Todo comenzaba un domingo soleado y aparentemente con buena temperatura, aunque con un poco de viento. Madrugábamos, y desayunábamos tranquilamente. Una vez preparadas bolsas y ropa, nos disponíamos hacia la capital salmantina. Una vez allí, nos dirigíamos al pabellón, zona de ropero, y lugar donde nos encontraríamos con nuestros hermanos macoteranos.

Una vez allí, cambiados y preparados para la carrera, nos dirigíamos a hacer la foto de club y nos dirigíamos a la zona de salida. Era un día especial, pues tras más de tres meses apartado por una lesión, volvíamos a sentirnos corredor.

La salida fue puntual a las 10:30horas, aunque con un poco de frío y lenta, poco a poco fuimos consiguiendo los ritmos deseados para un entrenamiento programado. Llegábamos al km9, donde se encontraba un importante repecho, pero llegábamos muy cómodos y marcando ritmos previstos. Los kms iban pasando,, y con ello adelantando a mucha gente durante todo el recorrido, siempre manteniendo ritmo fijado.

Llegaba el km 16 y allí nos encontrábamos con el repecho más duro de la prueba, con casi dos km de longitud. Alli costó mantener ritmos, pero finalmente se consiguió, para terminar con casi tres kms más favorables.Carlos

Finalmente entramos en meta con 1h38′, con un poco adelanto al tiempo inicialmente marcado, pero con buenas sensaciones y muy contento tras terminar una prueba tan bonita y por volver a calzarnos las zapatillas. Quería hacer una mención especial de agradecimiento a toda la familia macoterana, que una vez más, me acogió increíblemente bien, haciéndome sentir como en casa, y por supuesto por esa maravillosa victoria por equipos.

Un abrazo y saludos toledanos.

 

Crónica por Antonio Oreja

Voy a dividir esta crónica en dos partes.

Por un lado, la de los agradecimientos.

A todos y cada uno de los organizadores de esta carrera, voluntarios, colaboradores, etc, etc, por hacer que esta carrera sea una gozada para los que tenemos el privilegio de vivirla desde dentro.

Al público que te anima por las calles de Salamanca porque cuando estás “jodido”, y escuchas ese ¡¡¡vamos Macotera!!! hace que aprietes los dientes y sigas adelante.

Toño2A todos y cada uno de mis compañeros del club Atletismo Macotera Persianas Ruano. El club más grande de Salamanca y parte del extranjero. Tanto a los que corrieron y demostraron que son extraordinarios atletas, como a los que nos animaban, fotografiaban y colaboraban como voluntarios. De verdad muchas gracias!!!.

A los dulzaineros de Macotera. No sé, si el que no es de la Marrá lo sentirá igual que yo, pero cuando llegas al puente romano y escuchas esas dulzainas, se te pone la piel de gallina.

A mis amigos, Cris y Jose Luis, que el sábado me prometieron ir a animarme y no pudieron elegir un sitio mejor. La última cuesta, esa p. cuesta que mira que es larga la jodia, y que cuando estás maldiciendo por dentro, escuchas: Vamos Toño!!! y ves a tus amigos, hace que pongas la mejor cara del mundo y te digas “que amigos más grandes tengo”.

Por supuesto al club de fans particular que tuvimos ayer. Por un lado mis tíos y primos. Que alegría ver sus caras y escuchar sus gritos de ánimos por las calles. Por otro a nuestro grupo de “mochileras”. Por acompañarnos en nuestras locuras. Juli, Charo y mí cuñada Elena. Si nosotros hicimos 21.097 kms, ellas no harían muchos menos, para animarnos desde distintos puntos del recorrido.

El agradecimiento más grande se lo tengo que hacer a Ana, mi mujer. Sé, que en esta ocasión, lo ha pasado mal por mí. Porque no estaba en las mejores condiciones para correr, y temía que me acabara “rompiendo” en la carrera. GRACIAS por tu apoyo.

Toño1Después de los agradecimientos, voy a contar como fue nuestra carrera. Digo nuestra, porque en esta aventura tuve a tres compañeros de viaje. Tomás, mi compañero de fatigas Miguel Angel y Raquel una “peazo” campeona.

La media, empezó para mí, diez días antes. Ese día me fastidié el gemelo, jugando al baloncesto. Lo vi claro, “te acabas de quedar sin la Legua y sin la Media”. Después de tres días, el dolor se fue pasando y a fuerza de estiramientos y fisio parecía que iba mejorando, eso sí, no había probado a correr, con lo que todavía no estaba claro que pudiera hacerlo.

El sábado por la mañana, era la prueba de fuego. Hice el recorrido de la Legua, y más o menos el gemelo me respetó. “Parece que mañana correremos.”

Por la tarde me llevé una alegría. A parte de Miguel Angel iba a tener una compañera de lujo. Raquel Sierra, toda una campeona de la media maratón de Guadalajara iba a correr con un “maula” como yo. Raquel y yo, compartimos primos. Una inoportuna lesión le impedía competir por los puestos de cabeza, pero le hacía ilusión rodar un poco por las calles de Salamanca y mi trote “cochinero” le podía venía bien.

Llegó el domingo, y tras las fotos de rigor, me fui a encontrarme con mis tíos y primos y con Raquel. Un pequeño calentamiento y a la línea de salida. Allí se nos une Tomás. Buscamos el globo de 1:45 y a esperar la cuenta atrás. Joer, estoy nervioso, no sé si mi gemelo va a aguantar.

Salimos, intentando no perder nuestro globo. A Tomás y Miguel Angel les veía sobrados. Raquel me va comentando que en el km 15 se parará, pero yo tenía claro que nuestro trotar le permitiría acabar sobrada.

Por la zona del Zurguén, creo que ha sido donde más he disfrutado. El cruzarte con tus compañeros y poder animarles es algo que no lo puedes hacer en todas las carreras. Vamos chicos CDC!!!

De vuelta al puente romano un baño de masas. El maestro Braulio, haciendo fotos tirado en el suelo, Ricardo animándonos, los dulzaineros con sus melodías, más fotos en el medio del puente de Germán y Lillo y a la salida del puente nuestro club de fans particular, tíos, primos, esposas, que vergüenza, “parecemos profesionales y todo”.

Toño3¡¡¡Venga Raquel que ya no queda nada, una subida y ya está acabado!!!. Ese fue mi error, después de la bajada de Comuneros, o Dios, mis piernas están tiesas como una tabla, que horror, quedan dos kms y hay que acabar como sea. Esta vez cambio la frase de Gabi por esta otra. CDC: Con Dos Campeones. Miguel Angel y Raquel tiraron de mí esos dos últimos kms como dos jabatos. Entrada en meta y levanto los brazos de mis compañeros de fatigas.

A Raquel espero verla el próximo año, pero esta vez disputando la general. A mi primo, amigo y compañero de fatigas Miguel Angel le espero en la próxima.

Y después del esfuerzo, la recompensa de ver a tus compañeros del club en el podio y para rematar la faena, el estar rodeado de verdaderas máquinas de este deporte te permite subir al podio con ellos como campeones por equipos, que grande es esta gente.

Comida y charla agradable y vuelta a casa, con la sensación que al final el esfuerzo ha merecido la pena.

Nos vemos en la próxima!!!

tokio3

La frase “Correr es de cobardes” siempre se asocia al que huye de una batalla. Nosotros no huimos de una batalla, nosotros corremos al frente de ella.

Llevo varios años preparando y corriendo maratones y hace tiempo que sé, que ni tengo cuerpo de atleta, ni me cuido como un atleta, pero en lo que si soy,  muy muy bueno, es en el control y la fortaleza mental necesaria para afrontar una maratón.

tokio2La maratón de Tokio estaba en mi calendario hace más de dos años y como todo llega, llego, y no en los mejores momentos físicos para mí. Me ha costado mucho llegar a salida, pero una vez allí sabía que no iba a fallar.

Tokio es inmenso, su población es de 30 millones y no se vive en los rascacielos, con lo que la extensión es imposible de comprender. Lo bueno es que tiene muchas líneas de metro y trenes que permiten realizar la visita más rápida. Eso es bueno para poder  moverte, pero increíble para saber dónde tienes que ir dentro de cada estación. Hay estaciones que parecen grandes ciudades en sí mismas, llenas de tiendas, restaurantes, calles, pasadizos, escaleras…un auténtico caos para un turista accidental. Aun así, me lo curro y estudio las líneas de metro y trenes que tengo que usar para llevarlo bien preparado.

Una vez llegado al hotel, a comer y a visitar la expo que está al ladito. Allí también será el final del maratón, perfecto para terminarla y darse rápido una ducha reparadora. Volvemos al hotel dejamos el dorsal y a patear por la zona.

 El hotel está en una isla artificial frente a Tokio y como estamos cansaditos del viaje, esa tarde  realizamos una visita por la isla. En ella está el edificio de fuji televisión donde se realizan montones de dibujos animados que conocemos. Hay una zona de playa, una réplica de la estatua de la libertad, mogollón de zonas recreativas y centros comerciales. Matamos la tarde por la zona, la cena y a intentar descansar un poco.

No duermo casi nada y a las seis quedo con otro compañero para salir a correr un rato por la zona del hotel para soltar piernas. Una hora de running y a buscar el desayuno. Este día hay que patear la ciudad de arriba abajo.

La isla está unida a Tokio por el puente rainbow que por las noches le iluminan con luces de colores, muy chulo. Le cruzamos en la línea de tren Yurikamone, va elevado y vemos el skyline de la ciudad al entrar. Parada en la estación de shimbasi donde cogemos otra línea de tren, la Yamanote, una línea circular que nos dejara cerca de todas las zonas más turísticas. Estas dos líneas son las que más utilizaremos, unasssss,  montones de veces. La primera parada, el templo Senjo-ji y el mercado que hay en sus alrededores, la zona tiene casitas bajas y típicas de Japón. Tokio no solo tiene rascacielos.

A la una y media tenía reservada la visita al palacio imperial y nos fuimos acercando hacia allí cogiendo el metro, el tren. Ni me acuerdo las veces que he subido y bajado las escaleras para montar en ellos.

El antiguo castillo chiyoda es la residencia de los emperadores del Japón y se puede visitar pero no todo entero. Como llegamos con tiempo nos dedicamos a visitar la zona comercial de la estación de Tokio. Centros comerciales inmensos, de tecnología y de todo lo que uno puede imaginarse. No hemos empezado y ya llevamos un montón de bolsas en las manos (zapatillas Nike a 38 pavos no están mal)

El palacio imperial está bien pero la visita es pesadita, hay que realizarla con un guía y joder que lento y pesao se hizo.

Terminada la visita a llenar la panza que hay gusa. El comer no hay problema, hay restaurantes como aquí bares, donde quieras y lo que quieras.

Sin pausa para bajar la comida volvemos a darle al metro y tren, esta vez hay coger la línea circular y visitar la zona de shinjuku, donde está el ayuntamiento y su mirador, desde donde  se ve la inmensidad de Ciudad. El mirador es gratuito y sin colas, se agradece para no perder mucho tiempo. Tras las fotos y un cafecito, vuelta al tren. Viajamos  hacia shibuya donde está el famoso Cruce de shibuya,  todos los días le cruzan un millón de personas y junto a él está la estatua del hachiko, dos pájaros de un tiro. Muchas fotos, videos, cruzarle, charla con una pareja de españoles en luna de miel, un poco de todo.

Vuelta a la línea Yamanote y la siguiente parada Hamamatsucho, estación que está cerca de torre Tokio, muy parecida a la torre Eiffel y estupendo sitio para ver la ciudad de noche. Al salir, buscar sitio para cenar y a la cama que no podemos con nuestro cuerpo.

Sigo sin dormir una mierda, lo bueno es que el día será tranquilo, he contratado una excursión para visitar el monte Fuji y los lagos adyacentes.

Nos vienen a recoger al hotel y nos llevan hasta la primera estación del monte. Las nevadas de los últimos días tienen cerrado el resto de subida. El lugar es pequeño y está lleno de gente haciendo las fotos de rigor, para no ser maleducados nosotros hacemos lo mismo. Media hora y vuelta al bus. Nos alejamos un poco del monte pero las vistas mejoran y en la zona de los lagos se ve mucho más grande y fotogénico. La pena es la época, ya que en primavera esa zona debe estar impresionante.

La siguiente escala del viaje es un pueblecito japonés con infinidad de casitas y talleres artesanales. En una casita nos disfrazan de samuráis y la estampa es supergraciosa. Las vistas del monte desde el pueblo son de postal.

Para  comer nos llevan a un restaurante familiar y nos sirven la comida al estilo japonés, arrodillados a la mesa o como buenamente te puedas poner, yo no soy nada flexible. Regreso a Tokio y poco más que hay que descansar para la carrera.

tokio3El día D de la carrerita nos despierta lloviendo, muchos nervios ya que correr una maratón con agua no creo que sea muy divertido, menos mal que tenemos suerte y al final nos libramos del agua. Los  autobuses de la organización nos llevan a la salida y lo primero es encontrar nuestro cajón para tener controlada la salida, una vez echo eso, un paseo por la zona y fotos, muchas fotos para el recuerdo.

Entre unas cosas y otras nos meten en el cajón y apechugaditos nos sueltan por las calles de Tokio. Banggg.

Los primeros kilómetros son en ligera bajada y se agradece para ir cojiendo temperatura. El circuito es en cruz, vamos y volvemos por grandes avenidas, lo que permite ver a los primeros en varios sitios. No me disguta el trazado, mi preocupación es otra.

En la carrera me acompaña Luis, un fenómeno que también estuvo conmigo en Chicago, gran persona y gran atleta. Tiene una marca de cerca de tres horas y estuvo conmigo toda la carrera animándome, gracias a él fue más sencillo acabar.

Con el paso de los kilómetros también van aflorando las molestias y sobre el 25 sé que me tocara parar alguna vez, pero entre Luis y que hay que echarle huevos sigo y sigo corriendo, quemando los kilómetros uno a uno. En el 28 nos unimos a otro español que va sufriendo como yo, le animamos y seguimos al ritmo que me permite mi pierna.

Poquito a poquito, kilometro a kilometro llego a los últimos donde la carrera se pone más dura. En los últimos 4 kilómetros están todas las subidas del maratón y las voy pasando mejor de lotokio1 esperado. Hasta la ultima cuesta, la más pequeñita de todas en el kilómetro 40, que me recuerda que ya llevo muchos kilómetros de prestado y me toca dejar de correr. La subo andando rápido y vuelvo a correr, pero ya sé que esos dos kilómetros voy a sufrir de lo lindo, andando y corriendo los termino en 17 minutos, con lo que acabo la maratón en 4 horas y 18 minutos. Me abrazo a mi compañero de fatigas  y pal hotel a celebrarlo.

Tras la recuperación vuelta al turismo, nos queda una tarde y hay muchas cosas que ver. Esta vez toca el barrio rojo, zona de…. Bueno no digo nada que estamos en horario infantil.

Un viaje fantástico, una aventura inolvidable. Me traigo grandes recuerdos y sobre todo otra gran lección sobre cómo afrontar los retos en esta vida.

Quien se anima para el próximo reto, venga por que no?

Compañeros va por ustedes. Tokio 2015 conquistado.

Soy el puto amo!!!!!!!!!

Getafe

GetafePor diversas circunstancias, ayer hice mi primera carrera del año en Getafe, concretamente en la Media Maratón de esta localidad madrileña.

Había oído hablar sobre esta carrera y me comentaban que era una carrera llana y rápida con muy buena participación, así que decidí acercarme con unos amigos de Burgos para conocer la prueba de primera mano. El circuito, por segunda vez, consistía en una vuelta única (antiguamente eran dos vueltas a un circuito urbano) y había varios keniatas, marroquís y etíopes que, por supuesto, coparon los primeros puestos tanto en categoría femenina como masculina.

A favor, podría destacar la gran participación, con más de 4.100 atletas, la buena señalización y la organización de la carrera, con finalización en el complejo deportivo “Juan de la Cierva”. Además el tiempo fue soleado, sin viento y con una temperatura en torno a los 8 – 10 ºC; vamos, un día perfecto para competir.

En el lado negativo, me sorprendieron sobre todo dos cosas; la primera es que, aunque es bastante llana, tiene algún repecho y la carrera es un continuo subeybaja, suave eso sí; a mí el perfil se me asemeja un poco al de la Media Maratón de León. Y por otra parte, los diez primeros kilómetros transcurren por zonas periféricas de la ciudad, polígonos o áreas residenciales con poco público y un ambiente poco propicio si uno no tiene la cabeza muy metida en carrera.

En lo personal, a pesar de un pequeño catarro y la nevada que ha habido por Burgos, que no me ha dejado entrenar en condiciones esta semana pasada, terminé muy contento. Mi objetivo era rondar el tiempo de 1h:18´, pensando en la Maratón de Roma, y conseguí bajarlo un segundo; y eso que en distancia el GPS me picó algo más de distancia que en otras medias maratones.

Seguiremos entrenando… y nos vemos en la próxima Media Maratón de Salamanca.

 

Guadalajara

GuadalajaraAmaneció una mañana lluviosa, había estado lloviendo toda la noche, no era torrencial pero si un poco molesta. A las 9 de la mañana había quedado con mi amigo Tomas (un gran atleta y mejor amigo); él iba a correr la Media y yo solo la primera vuelta.

El objetivo: llegar lo mejor posible. El catarro que arrastro iba a ser otro hándicap además de la lluvia, iba con dolor de garganta (sin fiebre). Pero el compromiso es el compromiso y nunca me he “rajao” por un constipado. Así que nos fuimos a por el dorsal y a calentar un poco.

Tomás ya me había avisado que esta carrera es rompepiernas, hay muchas subidas y bajadas pero pensaba que no iba ser para tanto.

Salida: como habitualmente solemos hacer, salimos de los últimos; si la distancia es la misma para todos que mas da salir el último que el primero, no vamos a ganar de ninguna manera, así que de los últimos es mejor porque evitas empujones y pisotones.

Los dos primeros kilómetros las sensaciones son muy buenas, también es posible que favoreciera que el trazado es cuesta abajo y que vamos con mucha gente y esto siempre anima. Cruzamos el centro de Guadalajara y la carrera es muy entretenida, hay gente animando a pesar de la mañana y corremos con mucha soltura.

Tomás ya me va avisando que vaya reservando porque está llegando la cuesta mas grande de la carrera, unos 500 metros con un desnivel aproximado del 5%; desde Mercadona de la plaza Bejanque hasta el barrio del Alamín.

Llegamos a la cuesta y Tomás estaba en lo cierto, empezamos la subida primero un poco tendida pero cada vez mas pronunciada. Empiezo a ceder, a ir mas despacio y a sufrir; curva a la izquierda y afrontamos los últimos 100 metros de la subida con el mayor desnivel, yo solo veía un muro que no sabía si podría superar, pero ahí está  mi amigo Tomás, dando ánimos y corriendo a mi paso, se que soy un lastre para él, pero no duda en quedarse conmigo para ayudarme a subir. Hago como siempre que la carrera se pone muy dura, pienso en objetivos cercanos: primero llego a esa farola que esta a 20 metros, cuando estoy ahí, voy a ver si llego a esa persona del paraguas un poco mas adelante y así hasta el final….por fin se termina la cuesta.

Entramos en la zona nueva de Guadalajara (Aguas Vivas), la carrera se pone mas aburrida, avenidas muy largas con subidas y bajadas, poca gente animando….pero superamos esto también, siempre con el ánimo de Tomas.

Afrontamos, por fin, los últimos 3 kms, una avenida muy larga que a estas alturas se me hace eterna, la lluvia no para y las piernas me empiezan a pesar (llevaba una semana sin entrenar por el constipado). Tomás me vuelve a animar, “vamos que ya nos queda poco”, “hasta aquí corres con las piernas, a partir de aquí con la cabeza”, “ya tenemos referencia visual de la meta” y otro montón de palabras de animo. La carrera pica hacia abajo y vemos el estadio de atletismo de Guadalajara, para mí la meta, para Tomás otra vuelta. Justo a la entrada del estadio, Tomás y yo nos separamos, le doy unas palabras de animo y me voy para las dos vueltas que tengo que dar a la pista de atletismo.

Me he venido arriba, estoy exultante, voy a terminar la carrera mejor de lo que yo esperaba, a pesar de la lluvia y del constipado, paso la meta en 1 hora 6 minutos y 41 segundos. No es la mejor marca, pero para mi es una GRAN MARCA, he terminado con muy buenas sensaciones, OBJETIVO CUMPLIDO. Puesto 197 de 223 participantes, para mi un orgullo.

Antes de terminar, tengo que darle las gracias a mi amigo Tomás, se que he sido un lastre para él pero sin él posiblemente no habría hecho la carrera que hice. Sin su ayuda, me habría venido abajo, el animo y los consejos en cada parte de la carrera fueron fundamentales.

La próxima, la San Silvestre de Salamanca….. Objetivo, terminar lo mejor posible y disfrutar de las calles de Salamanca.

Muchas gracias a todos,  

 

Luis

Valencia

ValenciaEn la Grecia Clásica a la vez que se inventaba la filosofía y el imperio de la razón se adueñaba de la forma de pensar occidental, hubo un descerebrado soldado que arrastrado por sus sentimientos y emociones recorrió la distancia entre Marathon y Atenas para avisar a sus superiores y congéneres del peligro que les acechaba, su enfermiza concepción del deber, del honor y el compromiso hacia sus conciudadanos le costó su propia vida marcando un hito en la historia del deporte.

 

Salvando las distancias y los siglos, miles de personas nos hemos aficionado a correr y los 42´195 conforman una distancia llena de simbolismo que sitúa a cada persona ante el reto de competir contra…uno mismo.

 

Eternamente agradecido a mi mujer y al resto de mi familia, a mi primo Gaby por su entrenamiento y ejemplo, al nutrido grupo de amigos (entre otros el club Dusport Imperial) que nos dimos cita y que nos acompañaron en diferentes tramos del recorrido, a la clínica Holystic que me ha acompañado durante los meses de incertidumbres y dolencias, y como siempre al C.A. Macotera – Persianas Ruano por la buena camaradería e ilusión que irradia por los cuatro costados.

 

Ahora que ya he acabado e inspirado por Sabina cuando canta “y la vida siguió como siguen las cosas que no tienen mucho sentido”, en ésta ocasión lo que pasó cada km., cuando apareció el muro, que ritmos llevé, que suplementos alimenticios tomé, etc. prefiero dejarlo para el lugar dónde habita el olvido o usando otra metáfora prefiero quedarme con la huella que fue dejando mi sombra por el recorrido y es que cómo leímos en “El principito” lo esencial es invisible a los ojos, así que ahora entiendo un poco más a ese apasionado soldado griego que no usó la cabeza y para evitar que otros le quitasen su libertad emprendió un camino que le llevaría, como a mí me ha llevado, a conquistar una parte de mí, que ni yo mismo conocía y que ya nadie podrá quitarme.

 

No tengo consejos que dar, me quedaré con los de un buen amigo con 14 maratones a sus espaldas:

 

–    La maratón es una carrera de 12kms con 30 de calentamiento.

–    La maratón no se corre, se entrena.

–    En algún momento pasará el revisor pidiendo los billetes, y si no llevas billete para ese vagón te va a bajar del tren.

 

“Nada grande se ha hecho en el mundo sin una gran pasión.” Hegel

 
 
 
PD:
 
Carlos alias “El Toledano” volvió a la gran distancia tras su aventura hace meses de los 101kms. tras meses de molestias consiguió acabar en menos de 3h45 tras pinchar en el km. 30

 

Ficha técnica:

Distancia: Maratón. Fecha: 16.11.2014. 9:00am

Perfil: Llano.

Climatología: Excepcional. Soleado entre 12º a 22º, incluso un pelín de calor para éstas fechas por ponerle alguna pega.

Organización: Perfecta. Cajones de salida, avituallamiento, animación…por poner un pero el autobús de la EMT estaba saturado.

Participantes: más de 13.000 con aprox. 11.200 llegados a meta en menos de 6h30´

 

Tere3

Tere1Hace ahora justamente un año que estrené la equipación del Club Atletismo Macotera, me animó Juan Antonio ( Falogo) y fue en Cabrerizos donde me llevó Manuel ( Zamora). Y como celebrarlo mejor que acudiendo a la Behobia.

Cuando en abril mi amiga Teresa (esparrama) me obligó a preinscribirme a la Behobia, y digo obligó porque fue así literalmente, las prisas porque no se acabaran los dorsales no me dejaron tiempo ni siquiera de pensarlo. Fue algo irreal, una utopía, quedaban seis meses por delante y parecía mucho tiempo. Y que fue lo que pasó? Que cuando me quise dar cuenta estaba ya encima la tan temida fecha.

Teresa y yo hicimos las últimas semanas sin planearlo de antemano unos entrenamientos conjuntos aún en la distancia. Para algo más nos tenía que servir el whatsapp. ” que, hoy 8 que te parece?” “Uff, mejor 6 y mañana 8 no?” “venga ok”. Ya por la noche: ” yo he cumplido eh,” yo también, hecho, hasta mañana”.

Yo, decido pasar la noche previa cerca de la salida, ya tenía bastante con el viaje desde Macotera pero ya no había habitación alguna por un módico precio. Nos tocó ir a San Juan de Luz (Francia). De esta forma mi equipo logístico (mis tres hombres) tendrían añadida la motivación de hacer turismo por una zona preciosa y no sólo la de acompañar a la atleta de vocación tardía.

Tarde de paseo por San Sebastián, encuentro con mis amigos Manolo, Ludi, Miguel, su hermano Toñín y familia. Y nervios, muchos nervios ante lo desconocido, ellos me animaron y aconsejaron pués no era su primera Behobia.

Cena de hidratos y vuelta a Francia donde a las 10 de la noche no se veía ni un alma, ni un coche, ni siquiera luces, apenas vimos los carteles y casi nos vemos en Biarritz, vuelta para atrás.

Mi amiga Teresa que en la edición 49 había sufrido más de la cuenta hasta fiebre tenía. Pues si que estamos buenas…..

La crónica que hizo Gabi (esparrama) en el 2010 sobre esta carrera (coincidió con la salida del club) nos había calado y nos ayudó a tomar conciencia de lo especial de esta cita y de la gran responsabilidad que nos esperaba para no defraudar a nadie, a quienes nos habían apoyado, a nuestras familias, a los compañeros del club y de fuera del club que nos han acompañado en los entrenamientos y sobre todo a nosotras mismas.

Tere2A las 10 de la mañana nos vamos encontrando por la zona de salida: Gabi, Maite Castelló, Roberto y Teresa, Curro (amigo de la pareja) y Sole una chica de Tordillos que desde días atrás nos anunció su compañía.

Mejor día imposible, condiciones meteorológicas excepcionales, no lluvia, poco viento, nubosidad con algún destello de sol, temperatura agradable…ideal

Fotos de rigor a orillas del Bidasoa y comienza la carrera. Roberto, Curro y Gabi se adelantan como pueden entre tanto corredor y así nos vimos el cuarteto comenzando el rodaje con mucha prudencia, por lo que pudiera venir. La experiencia de Teresa nos serviría durante todo el trayecto. “Ahora llega un repecho” ” ahora un pico” ” ahora a ritmo de tipi tapa” ” no os lancéis que luego lo pagamos”….

Algo tiene el agua cuando la bendicen no.? Pues a la Behobia la pasa eso mismo : impresionante, fantástica, emocionante. Es una pasada, una carrera especial. Un recorrido precioso, pueblos abarrotados de gente que te jaleaban por tu nombre, música a tope de megahercios, el pirata Heavy, la banda de música infantil, y algunos macoteranos que apenas pudimos conocer entre tantas manos que aplaudían y sus gritos de ánimo…pero de ánimo del bueno, recordándote lo poco que ya te quedaba y no lo tarde que pasabas, que hay bastante diferencia.

Y así,   el grupo de cuatro avanzábamos y cuando nos quisimos dar cuenta coronábamos el alto de Miracruz. ” Teresa , ahora todo es cuesta abajo”? La pregunto. “si, más o menos”. Se acabó la prudencia, venga chicas¡!!! ” ¿ nos duele algo a alguna? ” Nooooo” ” pues a muerte estos 3 km!,,,,”.

La entrada en San Sebastián fue emocionante, ya vemos a lo lejos el famoso Boulevard, al fondo el paseo de la Concha y miles de gargantas que gritaban. ” venga que ya lo tenéis”. Giramos a la izquierda y nos encontramos con todos los arcos de meta, queda más o menos un km, un km para la gloria, que largo se hizo, mis hijos, mi marido, los hijos, cuñada y amigas de Teresa, la familia de Sole….madre mía, se puede pedir más?.

Fue entonces cuando en un segundo o quizá menos, Teresa y yo nos miramos de soslayo y sonreímos , la de cosas que nos dijimos en ese segundo sin emitir palabra alguna!!!

Emoción a raudales, abrazos, besos, recogida de la medalla que daba fe y que ya ondea orgullosa en casa: 2:02.

En la plaza de Oquendo vamos encontrándonos unos y otros, con Ludi, Miguel, Jose Ignacio, Emilio, Toñín y los amigos de Teresa. Una pena que no vimos a Germán, Miguel y Angélica.

Con los amigos de Teresa y Roberto ya coincidí en la carrera a Estibaliz y son una gente excepcional. Tranquilos La Nieto volverá!

El viaje de vuelta : eterno, las piernas ya reclamaban tras el esfuerzo.Tere3

El capítulo de agradecimientos suele ser complicado, porque no deseas que se te pase nadie, pero es de justicia agradecer a mis compañeros de estos últimos entrenamientos Ana María Madrid Bautista y mi cuñada Toñi y de las tiradas largas a Antonio Oreja y Falogo que junto con los compis del día 2 de noviembre no dudaron en alargar el tiempo porque yo necesitaba hacer más km: Paco, Ludi, Miguel, Paco y Paqui, Marivi, Manuel y Pedro.

A Antonio y los niños que me acompañan y disfrutan tanto animándome, a Maite, mi compañera de aventuras, a Sole por su eterna sonrisa y por supuesto gracias a ti Teresa por haber sido la “culpable” de esta locura, la mejor carrera que he vivido. Que buen equipo formamos aún en la distancia. Ahora te espero en la San Silvestre Salmantina, porque no tendremos una gran velocidad punta pero sí una ilusión puntera. Primer año en el club: unas 15 carreras, 4 medias maratones. Si me lo dicen hace dos años todavía me estoy riendo.