15Lasarte-Oria

15 km de San Sebastián

15 km sanseDespués de correr estas dos carreras creo que han sido mis mejores carreras de estos dos años de atletismo. El dia 21 fue la de 15 km en Sanse, famosa por que la gente la corre como preparacion para la Behobia. Participaron unos 3400 corredores, entre ellos estaba Abel Anton, logre verle pero al pobre no le dejaban ni calentar,foto por aqui,foto por allá.

El dia salió de lo más perro posible, lluvia y más lluvia, pero bueno hay que correr igual. Deciros que mi camiseta parecia azul en vez de morada. Salida y dispuesto a darlo todo porque me sentía muy bien y era una carrera propicia para ello. La salida rápida y adelantando por la derecha, pero con cuidado con los charcos. Hasta el km 4 no me di cuenta que no había pulsado el crono y ya perdi la referencia. Consigo ir delante de unos corredores que iban todo el rato diciendo el tiempo que marcaban. 4,12 o algo asi ,y decidí seguirles hasta el 11 más o menos que ya se marcharon.

Un recorrido todo llano que te hace correr mucho mejor. Llegada a la meta en el estadio de Anoeta e incluso apretando porque la carrera tenía pinta de ser buena. El tiempo final 1:02:41 segundos,a 4;11 el km,nunca habia ido tan rápido. Puesto 328 de 3400. Lo del puesto para mi es como una anecdota, pero queda bonito. Duchita y para casa,muy contento. Había bajado 6 minutos con respecto al año anterior.        

10,5km de Lasarte

Esta carrera no era tan llana como la anterior, pero es especial porque es donde vivo y hay genta que ye conoces y muchos de Macotera. Tiempo muy bueno, por lo menos no llovía. Mucho cuidado con el cambio de hora. Carrera de unos 1100 participantes y recorrido muy bonito. Casi salgo con los primeros en la foto. Para el año que viene lo hare para que salga vuestra camiseta.

15Lasarte-OriaSalida perfecta,rápida y muy animada por el público. Sólo me fije en el 1 km , pero lo hice a 3:45, una barbaridad. Por el km 3 me esperaban misniñas y mi mujer, la pequeña con la camiseta del club puesta y darme ánimos. Todo el recorrido con gente y animando, vamos Macotera, vamos Emilio, en fin los pelos de punta. Del 5 al 6 me vino la flogera pertinente, pero me dije que ese era mi dia y que no podia cagarla y aprete con todas mis fuerzas otra vez. La meta al fondo, unos 800 metros rectos y la calle a tope, ya casi llegando a unos 5 metros de la meta, yo por la derecha y mi mujer a la izquierda ,me suelta a las dos niñas para que entren conmigo y frenazo de golpe porque no sabia que hacer, asique pare y entre con mis hijas, que emoción.

Mi tiempo final 42:04, a 4 minutos kilometro, otra carrera genial. Puesto 207 de 1098 corredores. Con esto no penseis que ultimamente estoy loco corriendo asi, pero mi perseverancia de entrenar mucho más me hace sentir mejor. La edad está hay y creo que tengo que aprovechar ahora .Próxima estación La Behobia el dia 11 de Noviembre. Intento escribir lo máximo que puedo, pero esto no es lo mio. Espero que os haya gustado.

Por Emilio “Dulio”

Hola a todos, chicos y chicas. El sabado pasado corri la media maraton de Zumaia. Pueblo costera y bonito.

La carrera era de 20 kilometros,no se la razon por la que no son los 21, por lo cual la carrera la sacan por fuera de Zumaia, unos tres kilometros en Zumia y luego paso por unos pueblos de alrededor. No es nada llana, tenia repechos y alguna subida algo larga, todo esto por carretera. Es algo parecida a la Behobia, por eso la gente la toma como entrenamieno de cara a la Behobia.

La carrera me salio bastante bien, unos primeros kilometros llanos y luego las subiditas. Voy notando los cuatro dias que salgo a la semana. Es una carrera un poco extraña por que a lo largo del recorrido no hay mucho publico y habia mucha distancia entre corredores. Eso fue el factor que en momentos que iba solo me entraba un poco el bajón y cuando me adelantaba algun grupo me intentaba enganchar a ellos pero no podia. Pero bueno esto es asi, hay que saber sufrir. Como tengo costumbre de no mirar el reloj hasta que no acabo para no ponerme nervioso, pense en momentos que al bajar mucho el ritmo, el tiempo seria no muy bueno. Al final despues de apretar un poco en los dos ultimos kilometros el tiempo fue de 1:32:42. El tiempo muy bueno, nublado pero la humedad aqui se nota, la carrera que mas he sudado, soy de poco sudar.

Bueno chicos, intentaria hacer una crónica como la de Juan pero creo que esto de escribir no es lo mio. Las carreras siguen, el dia 21 LA CLASICA DE SS(15 KM), el 28 KROOS DE LASARTE(10 KM) y por ultimo la Behobia. Hay algo mas en Noviembre que todavia no lo tengo claro. Un saludo y que paseare vuestra camiseta por estas tierras con mucho orgullo. A mis amigos los tengo mareados con el club y los logros de los coloraines y de los que somos del monton, no os enfadeis.

AGUR.

 

llegadaMeta1

Crónica por Juan Bueno “Colorao”

A medias…Así puede acabar una noche de fiesta en la que la chica que te gusta te promete más de lo que piensas y te da menos de lo que desearías. Y sin embargo, quedarse a medias no siempre malo, si buscas una próxima vez en la que terminar lo empezado. Y a dos Medias me fui este mes de Septiembre, y aun sabiendo que habrá próximas veces, intenté pelearlas como si fuera la última vez…¿Funcionaría mi táctica?

CAMPEONATO DE ESPAÑA DE MEDIA MARATÓN EN TORDESILLAS

Liarla en el Campeonato de España, un bonito sueño por el que empezar
Después del verano, el campeonato de España de Media Maratón de Tordesillas era lo único que me animó a seguir con fuerzas con los entrenamientos. La verdad que a nivel personal no me movía ningún afán y, seguramente, de no ser por el equipo, no hubiera ido. Simplemente, no era el mejor momento ni la mejor prueba para volver después del mes de Agosto y en medio de un Septiembre de ferias. Pero en fin, al Club no le puedo negar nada, por lo que ha hecho y por lo que representa para mi, así que “a morir por vos” sea dicho.

Una semana de tanteo y un mes era lo que tenía hasta el 22 de Septiembre. A mi me parecía que iba a llegar un poco apurado y mi hermano empezó a meterme 2 semanas para empezar de bastantes kms. La verdad que hubo algún momento en el que pensé que si seguía así me iba a terminar lesionando, ya que no es nada bueno aumentar los km tan de golpe, pero tuve dos competiciones previas a la Media que me hicieron bajar un poco el kilometraje y probar sensaciones. En ambas tuve la suerte de ganar. Primero en Villoria, un 10000 donde nuca había corrido. Y después en Ávila, 7 kms que transcurrían alrededor de la muralla. Que gozada correr en sus alrededores! y esa última cuesta a la plaza de Santa Teresa, donde te retuerces de sufrimiento pero donde los ánimos de la gente te obligan a no para de luchar.

El sueño se trunca, y competir sin equipo… ¡no es lo mismo!
La última semana para Tordesillas, Sera nos confirmó que no podría ir al Campeonato, por lo que se arruinaba nuestro plan por equipos. Pero después de todo el trabajo hecho, no era plan de echar todo a perder. Sin embargo, la motivación ya no era la misma. Esta fue una semana de menos kms, como suele ser antes de una carrera de este tipo y, de nuevo, con un entrenamiento de calidad a modo de test. De nuevo repetí ese 2×5000 que hiciera antes de la Media Ciudad de Salamanca, pero esta vez los ritmos no fueron tan buenos como entonces. Todo ello contribuyó a que perdiera aún más el interés.

Y el viernes en el trabajo, cuando veo la lista de inscritos, empiezo a recobrar la ilusión por competir a medida que leo nombres conocidos, tanto de viejos conocidos de pasadas afrentas atléticas como de gente importante a nivel nacional. Toda la casta, las ganas e ilusión que hay que echar en una carrera de este tipo y que había perdido al saber que no competiríamos como Club, las había recuperado con aquella lista. Y por otro lado, estaba organizando con Braulio la comida del sábado en Tordesillas, ya que iban a venir a acompañarnos Juan Antonio y Braulio como managers del Club, como fotografos del evento, pero sobre todo como amigos. Y eso se nota cuando corres.
 
Llegó el día… ¡A correr sin equipo, pero por el equipo!

El sábado yo ya estaba bastante “flipaete”, pero me encanta sentirme como un niño. Había hecho unos carteles para ponerlos en los coches y hacernos notar por Tordesillas: “Al Campeonato de España… !sin complejos¡”. Comimos a orillas del Duero con unas vistas geniales de la ciudad y, tras una pequeña siesta, fuimos a tomar algo a la plaza para impregnarnos del ambiente atlético que ya se vivía por todas las calles del centro. Allí coincidimos también con Pablo Rodriguez y con Antoñete Cuadrado. Estuvimos charlando de las sensaciones, de nuestras intenciones. En fin, que como de costumbre a nosotros se nos hizo tarde y casi no nos dio tiempo a calentar. Eso sí, con la música del coche a tope mientras nos poníamos a punto, como en las grandes ocasiones.

En el cajón de salidaEntramos mi hermano y yo en cajón de llamada. Una vez allí, casi no había sitio para seguir calentando. Vaya galgos había en ese pequeño redil provenientes de casi toda España. 10 minutos allí hablando con unos y con otros y se da la salida.

Nada más salir se desmarca un grupo con los grandes favoritos y otro perseguidor en el cual me encuentro, pero que pronto se empieza a disgregar. Cuando la carrera vuelve a Tordesillas, por el km 3 después de salir hacia al Parador Nacional, veo que me voy quedando sólo, ya que que Nuñez (mi rival en la Media Maratón Ciudad de Salamanca) y al que tengo como referencia, va a un ritmo muy fuerte que yo no puedo mantener. Así que intento animar a un corredor que rebaso para que no se dejara llevar y aguantara mi ritmo con la intención de salir de Tordesillas con un compañero de viaje.

 
 

Con mi compañero "efimero"Imposible, mi “compañero” efímero no puede aguantarme y yo no puedo esperar, así que no me queda otra que tirar hacia adelante y seguir en solitario. Conocía el circuito y sabía que hacer 15 km en solitario por las carretereas de alrededor de Tordesillas iba a ser muy duro. ¿Podría aguantarlo? Pero, de repente, noto una presencia detrás mía. No sé, estaba tan fuerte y motivado que no me intereso en saber quién era. Pensaba que era el “moro” de Tordesillas y viendo que venía jodidillo yo seguí a mi ritmo sin pedirle relevo. Cuando llevamos unos 2 kms, mi compañero por fin me habla y me dice “En cuanto recupere, te hecho una mano”. Esa voz no era del moro. Todos mis pensamientos de batallitas sobre “moros y cristianos” que me había formado en la cabeza se fueron al garete… el destino había querído que mi acompañante fuera Dieguito…. Dieguito Lázaro. (Para los que lo conozcan, es el que ganó la 2ª San Rocada).

Diego es un gran corredor y me vendría genial como compañero, sin embargo, ya sabía yo que no podría esperar mucho de él. Es perro viejo y yo debía asumir el papel de “inocente”. Lo asumi gustoso porque sabía que tenía fuerzas y porque no quería que aquello se parara. No miré ni una sola vez para atrás, no me quería poner nervioso y sobre todo no quería perder ni una sola posición con respecto a los que venían detrás. Sólo me concentro en seguir adelante y en los relevos que me da Diego para tomar un poco de aire. Tengo que decir que para mi, la carrera no se me hizo muy dura. Hacía viento y calor, aunque no tanto como exageraba la gente. Aun así hubo muchos abandonos, tanto en la zona de cabeza con en la de atrás. Esto hacía que se rodara a un ritmo muy lento, con km a más de 3:35 min/km. Quizás por eso, al estar siendo una media poco rápida y de fuerza me beneficiaba muchísimo. No estaba al 100%, pero si se trataba de echarle casta, tenía los depósitos a rebosar y más en un Campeonato de España.

Llegando a metaMe encuentro genial a lo largo de la carrera, con la sensación de deborar los kms y saborearlos. Diego parece que no va muy fino. Pasamos por un grupo de aficionados de algún club que estaban de merienda, les digo “Traer para acá un cubata, que tenemos sed”. Nos echamos a reir todos. Todos menos Diego, que no le debió sentar muy bien.

Cuando quedan unos 2 km, Diego se pone en cabeza. Su ritmo va en aumento y me pone en apuros. Me saca unos 6 o 7 metros y en esto que me digo a mi mismo que después de todo el trabajo que he hecho en la carrera no me puede ganar. Diego tampoco creo que estuviera en su mejor momento así que venga, a echarle “cojones” y poco a poco a ir recortando. En el último km le consigo coger, pero no me da tiempo a tomarme un respiro. Diego hace otro cambio de ritmo y empieza a descolgarme. ¿ah, si? ¿Quires jugar? En ese momento estaba pletórico mentalmente por lo bien que había ido todo y, lo mejor de todo, aún tenía fuerzas guardadas para el final como en otros grandes momentos. Así que lo dicho, mi cabeza hace un “click” y se desata el Mr Hyde que llevo dentro. Noto como las fuerzas salen de no sé muy bien donde (del corazón?) hacia todo el cuerpo y mi paso y figura de fondista se transforma en la de un velocista.

Llegando a meta 2Rebaso a Diego justo en la curva que da lugar a la recta de meta. Aquello ya es imparable. Noto como la gente jalea a mi paso, estoy regalando un bonito final a los espectadores aunque soy incapaz de fijarme en ningún rostro. De nuevo esa sensación de disfrutar con cada metro, de no querer que aquello acabe nunca. Pero llego a los 10 últimos metros, intento lanzar un gesto de rabia con las manos que se desfigura por la velicidad y zas! Cruzo la meta con un tiempo de 1:12:33….el 15 de España!!

A partir de la llegada empiezo a recibir las enhorabuenas de mucha gente. A lo largo del recorrido nunca me faltaron gritos de “¡vamos, Bueno!”, ¡vamos, Macotera!, ¡venga, Losada!. Y es que corríamos en casa, en una tierra colonizada haceya  tiempo por mi hermano. Mi hermano Roberto que llega poco más tarde y que confiesa que francamente lo había pasado mal. Una opinión compartida por todo el mundo y yo pienso “¡Con lo que he disfrutado yo¡”. Poco a poco, me invade la sensación de que este podría haber sido mi campeonato de España y que lo habíamos desaprovechado por completo para alzarnos en una posición de honor por equipos. Las clasificaciones van saliendo lentas, pero a última hora de la noche vemos que el Tordesillas se proclaman terceros por equipos de España con su tercer hombre entrando en 1:24:00. En fin, que en la vuelta a Salamanca toda mi alegría se tornó en desilusión. Cuesta mucho conseguir un hito de este tipo para un equipo humilde como el nuestro y quién sabe si volveremos a estar en la misma situación. Para colmo, había quedado 2º de Castilla y León, pero al no haberme inscrito en la carrera popular no contaba en esta clasificación y veía como gente a la que había ganado recibía estos honores…

después de la salida

A día de hoy este Campeonato de España ya es historia y no tengo más que buenos recuerdos de aquel día. Estoy seguro que para el próximo año volveremos a intentarlo. Quizás no me salga un día tan bueno, pero como he dicho antes, lo que seguro que si tendré será una gran dosis de casta e ilusión!

-Aquí podéis ver más fotos-

-Track de la carrera-

XXIX MEDIA MARATÓN BABILAFUENTE – SALAMANCA

La buena actuación en la media de Tordesillas me hacía llegar con muchas ganas a la Media de Babilafuente que se disputaba el domingo siguiente. La verdad que el disputar una media a tope, te deja bastante cansado la semana siguiente y hay que andar con cuidado intentando no lesionarte y recuperar bien. Un día de descanso y dos días progresivos de rodaje cómodos sirvieron para recuperar un poco el tono muscular y dar tiempo al cuerpo a recuperarse. Despés, el miercoles, tuve unos cambios para que las piernas no se “olvidaran” de la sensación de velocidad y se acostumbraran al descanso y, hasta el día del carrera, entrenamientos muy suaves.

momentosPrevios

Así es como me presenté en Babilafuente. Recuperado físicamente y mentalmente supermotivado. Había estado pendiente de quienes competirían al final y la verdad que me veía con claras posibilidades de victoria. Aunque a la hora de la verdad, uno nunca sabe… Tal es el caso, que mi  mente ya iba más allá y pensaba en batir el record de la prueba, que estaba en 1:09:03… No iba a ser fácil, pero yo ya había demostrado este año varias veces que podía bajar de 1 h 9’… ¿Por que no también esta vez??

IMG-20120930-WA0002El sábado por la noche, antes de irme a la cama, estuvie copiando los tiempos de paso objetivos para conseguir el record. En ese momento, me vino a la mente el reportaje de Informe Robbinson sobre Gebreselassie sobre su último record del mundo de Marathon en Berlín. Quizás como dice Gebre, si quieres batir un record, tienes que entrenar mejor que el año pasado. Y yo ni lo había hecho, ni llegaba en las condiciones idóneas después de correr a tope otra media maratón la semana antes. Pero estaba convencido de que lo tendría muy cerca y tenía que intentarlo.

El día de la carrera salío el sol, y menos mal, porque los días anteriores había hecho mucho viento y humedad. Habría que esperar que el viento no molestase en el recorrido. Tras llegar en el tren a Babilafuente en medio de una gran cantidad de gente y un gran ambiente, tomamos un café en compañía de Pablo y dos intengrantes de La Armuña. Luego estuve calentando con otros miembros del club: Toni, Juan Pedro, Sera, Angel…

Es un día bonito, la gente me saluda, me da ánimos… me sienten favorito y eso también es una responsabilidad. Tras dar el pistoletazo de salida me pongo en cabeza nada más salir y super concentrado empiezo a marcar un ritmo fuerte para ir poco a poco camino del record. La verdad que al principio fuimos muy rápidos… en torno a 3:03′, pero yo iba muy cómodo y aún en buena compañia. Me seguián Pablo Rodriguez, Quique Merchán y Jaime Romo. Este último me dice que va sólo hasta la parada de San Morales y que si quiere que me marca el ritmo. Pero no veo que el ritmo que me propone sea el mío y no me siento cómodo yendo en segunda línea. Así que pronto vuelvo yo a llevar la iniciativa. Iba superconcentrado, pero a la vez muy cómodo.

 enCarrera1Voy superando el primer parcial de 5km por debajo del record y en el 10 lo pasamos en 32′. Estaba corriendo muy rápido y, a esa altura, empiezo a quedarme sólo. En ningún momento miro hacia atrás. No me importa lo que pase detrás, sólo lo que tengo por delante. Había tenido suerte y la carrera se había desarrollado de forma propicia para ir a por el record. Aunque quizás me hubiera venido bien tener a alguien más hasta que quedarán menos kms a meta. Es a partir del km 14 cuando empiezo a encontrarme realmente sólo y pienso que esto debe ser lo que llaman “La soledad del corredor de fondo”. Cuando la lucha que te queda por delante es contra ti mismo, el sufrimiento es mayor. No tienes ninguna referencia. Tan sólo el cronómetro que, para colmo, al llegar al km 15 ves como naja el ritmo a plomo al empezar las primeras cuestas.

La parte final es la más dura. Ya no voy tan fresco, pero no creo que hubiera hecho una mala táctica de carrera. El objetivo era sacar un colchón al principio para poder entrar en los últimos 5 km más duros con opciones. En esas estaba, pero las últimas cuestas eran realmente duras y largas. O al menos a mi me parecían. Me encuentro con Antonio Cuadrado que está en un cruce y que me dedica unos cuantos gritos de apoyo. Le hago un gesto con la cabeza como diciendo “Estoy jodido”. Más adelante, ya en Salamanca, en la última cuesta, está Álvaro Pasán. Me da otros cuantos gritos y me dice que puedo conseguirlo. Que bien vienen estos ánimos cuando son de gente que realmente saben por lo que estas pasando.

Entro en meta cabizbajoAcelero un poco el ritmo, pero mi experiencia me dice que no me puedo vaciar aún. Voy muy justo y si aprieto demasiado ahora perdería el tiempo más tarde. No fue hasta la recta de meta cuando intento esprintar. Ya no sé si voy por debajo o por encima del record. Sólo sé que estoy ahí, ahí. En ese momento no veo, no siento, solo sufro. Que manera de entrar en meta, completamente diferente que en Tordesillas. Allí me retorcía de rabia, de saberme más fuerte, de saberme vencedor de mi propia “guerra”. Aquí me retorcia de sufrimiento, de agonía y al faltar pocos metros para la meta mi miopía me permite ver que efectivamente el record no iba a pasar a mejor vida, no lo gabía conseguido.

Para colmo entré en meta con algo de frío en el estomago. Además, al estar muy sudado y ser una zona con sombra me estaba quedando congelado. Allí estaban amigos del club y amigos de toda la vida: Tomás, Pedro, Moskis y para sorpresa, toda la familia al completo. Y bueno, también estaban allí los de la prensa… que si foto por aquí, que si cuentanos que tal y, francamente, no tenía muchas ganas de hacer el paripé. Había sufrido mucho en la última parte y no había conseguido el record, pero es que además, para colmo, tenía unas ganas enormes de ir al baño.

Tras una ducha caliente, salgo a reecontrarme con los míos. Sigo con bastante malestar, pero aguanto el tipo. Al fin y al cabo, había ganado la Media Maratón Babilafuente-Salamanca, todo un clásico en la provincia. Ahora mismo ya se me ha olvidado la frustación inicial por no conseguir el record y el sufrimiento de ese día. Todavía tengo el regustillo de haber conseguido otra nueva victoria en una media maratón, la segunda en el año y en mi trayectoria. Quizás no valoro tanto lo que hecho ahora mismo, pero ciertos comentarios de enhorabuena que he recibido me hacen poco a poco ser consciente. Por ejemplo, el otro día en salas bajas alguien se me acercó a mi y me dio la mano riendose y diciendo: “Enhorabuena, no sabes lo que alegré al ver que habías gando tu la media maratón. Un tío que corre en salas bajas a diario, donde yo entreno”. O otro que subiendo hacia casa me dijo: “Perdona, tu eres Juan Bueno, ¿no? Para nosotros eres toda una referencia”. Yo les digo que soy popular como ellos y que empecé como ellos. No soy ningun figura, lo único que ahora entreno mucho más que antes y me tomo las cosas más en serio.

3primeros 1349017268859 resized 89

-Track de la carrera

¿Y AHORA QUÉ?

Pues ya está en marcha otro reto, quizás más dificil para mi que cualquiera de estos dos. Conseguir bajar mi mejor marca en 10 kilómetros, o lo que es lo mismo, bajar de 31’29”. Lo haré en Valencia, el 18 de Noviembre, y lo haré en un marco inmejorable como es la Maratón de Valencia y donde intentaré ayudar a mi hermano Rober a bajar de las 2h 30′ en maratón. ¿¿Y por que no?? El baño de después si lo conseguimos lo vale, y si no, siempre habrá valido la pena intentarlo.

Hasta entonces, muchas series, kms y sufrimiento para salir del frío que nos viene. Pasen y vean!

mediamaratonCastiellaJaca

Media Maratón Castiello de Jaca, por Germán (El macomaño)

Aquí os dejamos la crónica de Germán, que una vez participó en una carrera por el pirineo aragones. Nos invita a vivir la experiencia en nuestras propias carnes y, la verdad, que tiene que ser espectacular correr por aquellos parajes. Quién sabe si dentro de no mucho, nos dejaremos caer por allí. Mientras tanto, disfrutaremos a través de tus crónicas.

{edocs}/images/imgArticulos/2012/septiembre/MEDIAMARATONCASTIELLODEJACA.pdf,650,600,link{/edocs}

foto10

Aquí os dejamos esta fantástica crónica que nos ha regalado Miguel Ángel Nieto en su carrera, en su aventura, de los 100km Madrid-Segovia.

Como dice él, con un entrenamiento similar al de una maratón, cualquiera puede acabar con garantías una prueba de este tipo. Pero claro, una cosa es decirlo y, otra muy distinta hacerlo y conseguirlo. No te quites méritos, para nosotros era nuestr nuevo “Local Hero”.

A disfrutar de su experiencia!

{edocs}/images/imgArticulos/2012/septiembre/Crónica.Madrid-Segovia2012.pdf,650,600,link{/edocs}

foto1

foto1

Son tantas las emociones que no sé por donde empezar. La idea surgió hace ya unos seis meses, entrenando para la que sería mi 1ª maratón; ya que tras las salidas largas de 3 horas ó 36 Km. me encontraba bastante bien, y por casualidad encontré un plan de entrenamiento para una prueba de 100 Km. El segundo paso fue buscar una prueba de este tipo, eligiendo la Madrid – Segovia por calendario y proximidad: ¡Ya estaba decidido! Fui a la feria del corredor de la maratón de Madrid buscando el stand, porque anunciaron que allí estarían, y cuál fue mi decepción al no encontrarlo. Tras la maratón comencé los entrenamientos para el que sería mi próximo objetivo. Mi plan de entrenamiento incluía salidas de 5 y 6 horas a ritmo tranquilo, pero…

¡PROBLEMA!

En agosto comienzan las molestias, y una bajada de las reservas de hierro, por lo que decido relajarme y aminorar los entrenamientos, y con ello mi objetivo. Ya sólo me planteo acabarla y olvidarme de tiempos.

¡Ya decidirá mi cuerpo el día de la prueba!

La semana antes parece ser que estoy inaguantable, entre nervios y preparativos. Debo preparar 4 mochilas, una de hidratación que llevaré durante toda la carrera y otras 3 que entregaré en Madrid a la organización, para que me lleven a Colmenar Viejo, Cercedilla y Segovia. Comienzan las dudas. ¿Qué meto en cada una?

Viernes, 21 de septiembre.

Decido ir en tren a Madrid haciendo coincidir el horario con 4 peñarandinos que también participarán en la prueba, para intercambiar opiniones ( Luismi, Bernal, Edu y José), y acudimos juntos a recoger los dorsales.

 foto2

Por la noche me quedo preparando todo hasta la 1A.M, ya que la conversación con Luismi y compañía me ha hecho replantearme el tema de las mochilas, que ya traía preparadas.
*Mochila Hidratación:
– 2 Litros de agua
– 3 Barritas de cereales.
– 5 Geles (sólo gasté uno, ya que no me fue muy bien)
– 1 Tubo de sales en pastillas (Isostar) para preparar isotónico.
– Documentación
– Dinero( por si tengo que abandonar en algún punto no oficial)
– Pañuelos de papel
– Papel higiénico
– Toalla pequeña
– Calcetines de repuesto
– Camiseta de repuesto
– Calmatel, ibuprofenos, esparadrapo, Compeed, vaselina, y tijeras pequeñas.
– Tobillera
*Mochila Colmenar Viejo( decido eliminarla)
*Mochila Cercedilla:
– Toalla y chanclas( por si decido ducharme)
– Mallas cortas y largas
– Camiseta de repuesto
– Zapatillas de repuesto
– Cortaviento
– Frontal luz, pilas repuesto, luz roja intermitente, manta térmica.( todo ello OBLIGATORIO a partir de este punto).
– Calmatel en pomada.
– Powerade.
*Mochila Segovia:
– Toalla y chanclas
– Chándal y ropa de cambio.
foto3
 
Sábado 22 de septiembre.

Suena el despertador a las 6 de la mañana, ducha, desayuno ( café cargado con leche, tostadas con miel, y membrillo), ibuprofeno, hierro( sigo teniendo el hierro bajo, ¿ sobreentrenamiento?), Compeed en los pezones y en los dedos de los pies, ¿ por qué esperar a que salgan las ampollas?, y vaselina… y

¡Vámonos para Plaza de Castilla!

Son las 7:30 a.m. cuando llegamos, aún es de noche y ya está lleno de gente. Entregamos las mochilas de Colmenar y Segovia a la organización, me da la impresión de que me he pasado con la mochila de hidratación, pero me parecía todo imprescindible, más cuando había decidido eliminar la de Colmenar. Fotos con mis acompañantes (Mónica, Toñi, Dato y Pablo). Llegan los compañeros de Peñaranda, tan tranquilos como siempre, ¿o no?

 foto4

 Más fotos, miradas perdidas, pensamientos, charla técnica (creo que ninguno nos enteramos de la charla)… Besos y abrazos.

foto5 6

 ¡ Y por fin, la salida !

Tramo I. PLAZA CASTILLA- FUENCARRAL. KM. 4

Todo asfalto. Salgo con mis compis de Peñaranda. No paramos de comentar que no hay que dejarse llevar, que la prueba es muy larga, y lo fácil es apretar en estos primeros Kms., pero que si no nos contenemos lo pagaremos al final. Al final del tramo tengo una visión, una espectadora lleva una camiseta del CISE y cuando estoy a punto de decirla algo, se adelanta y me dice: ¡Ánimo, Macotera! , y cómo es de imaginar; me da el subidón.

villoruela

Crónica por Juan Bueno Losada “Colorao”

Un verano en la mochila

Aunque aún queda verano, incluso mucho si tenemos en cuenta los “veranillos” que quedan por venir, para mi ya terminó exactamente el día que empecé a trabajar de nuevo en horario de jornada completa. ¿¿Como quitarme esta pena??…Rock suave, Rock clásico… (Dire Straits-Lady Writter). Atrás un gran verano, que diría que pasó demasiado rápido pero bien aprovechado. Esto no quiere decir que lo rápido sea siempre aprovechado, sino más bien lo contrario. Es aprovechar las cosas al máximo lo que hace de esos momentos tan fugaces y tan especiales.

Y en medio de esta parafernalia, me metí a hacer kilómetros durante todo Julio. Después del parón activo de Junio haciendo bici, triatlones y demás, había que volver un poco a la rutina atlética, pero la verdad que estos meses pueden llegar a ser lo peor para entrenar. El calor, de partida, te desanima bastante y aunque empecé con ganas, acabé Julio no muy motivado, movido sólo por el aliciente de hacer un buen papel en la San Rocada.

Villoruela, un comienzo ilusionante

La primera carrera en la que participé fue la de Villoruela. Un año más, tocaba defender la victoria de la anterior y esta vez con el nº1. Yo para estas cosas sigo siendo como un niño y llevar el 1 como reconocimiento me hizo muchísima ilusión. Aunque no estaba muy rodado llegaba con muchas ganas, pero esta vez no iba a ser fácil. Allí, entre otros estaban Antonio Cuadrado y Alberto Mangas, lo que significaba que iba a haber que sufrir.

villoruelaLa carrera empezó lenta y entonces sentí la responsabilidad de ese nº 1 que llevaba, así que me encargué de tensar un poco la carrera y como dicen en ciclismo “ponerle el cascabel al gato”. No hubo sorpresas, los tres más fuertes nos quedamos en el grupo de cabeza y entonces bajé el ritmo para que fueran ellos quienes también llevaran el peso. La carrera de 9 km (creo) a un circuito de 3 vueltas tuvo la iniciativa en diferentes puntos por parte de los tres, lo cual siempre es más emocionante.

En la última vuelta Cuadrado empezó a tensar y Mangas se empezó a quedar un poco. Yo aproveché el momento para tirar un poco más fuerte y descolgarle definitivamente. Y así fue, la lucha se quedaba entre Antonio y yo una vez más. Le dejé la iniciativa a él, pero viendo que tenía fuerzas y que posiblemente al final él estuviera más fuerte, me dije a mi mismo que si tenía que perder el nº 1 lo iba a perder habiendo hecho todo lo posible. Así que puse un ritmo fuerte, todo lo fuerte que podía para aguantar los 2 últimos km. Antonio se descolgó un poco, pero aún lo sentía detrás mío. A medida que pasaban los km me iba quedando sin fuelle, pero aún tenía fondo. Algo me decía que Antonio estaba jugando conmigo e hizo el típico truco de “dejarme unos metros”. Pero aunque era consciente de ello, había hecho mi apuesta y puesto que era probable que la perdiera de cualquier forma, decidí seguir a tope hasta al final. Pero ¡¡”loco” de mí!! en los últimos 400 metros, al entrar en el campo de fútbol, definitivamente me quedé vacío y Antonio, que ya venía a darme el último hachazo, me dejó clavado sin poder hacer nada. (Track de la carrera)

Ese día me fui a casa más contento que unas castañuelas. Había perdido el 1, pero dando espectáculo, como hacen los mejores. Todo el mundo coincidía en la gran carrera que habíamos ofrecido los tres de arriba.

El Arenal, test de forma

elArenalDespués de Villoruela, sentía que tenía mucho margen de mejora. Si lo había hecho tan bien sin casi rodaje, es que aún podía hacerlo mucho mejor. Sin embargo, nada más lejos de la realidad… Entrenar me costaba mucho y me encontraba bastante cansado, seguramente por el calor. No digo que no me apeteciese rodar un poquillo… pero meterme unas series… ¡ni de coña! Pero había una gran carrera pendiente a la cual no podía evitar acudir, la San Rocada. Esa gran carrera de la que soy juez y parte y además ante mi gente, ante la que siempre tienes que dar más si cabe para demostrar lo que vales… Así que, en momentos de bajón, me ponía algún vídeo de la San Rocada y ¡venga!, otra vez como un tonto con los ánimos por las nubes!

Otra carrera de esta preparación fue la del Arenal(Track de la carrera), en la sierra de Gredos en la que pude participar con mi hermano. Allí también estuvieron presentes los hermanos Nuñez, siendo uno de ellos el que fuera mi rival en la Media Maratón de Salamanca. Aunque está vez me dejó bastante atrás e incluso mi hermano me sacó más de un minuto. Me alegré mucho por él, se le veía muy fuerte y con muchas ganas para la San Rocada, pero era un síntoma de que no estaba bien. “Demasiadas cervezas”, pensé. Aunque ésta siempre es la excusa fácil, la excusa de siempre que no es tal por ser evitable.

San Rocada, por fín la gran cita

Y llegó la San Rocada. Durante todo el mes no había estado nada motivado entrenando, pero la última semana me había convencido de que el entrenamiento daría sus frutos y que podía luchar de nuevo por la carrera. Era imposible no pensar a diario en los preparativos, en los flecos pendientes. En cada detalle de última hora que nos iban surgiendo para hacer de nuestra carrera la mejor. Y es que, a veces, si no piensas en grande, te quedas pequeño. 

Ese día es muy especial, es el gran momento después de tanto tiempo y te das cuenta que sin un gran equipo de gente detrás, de amigos, de voluntarios, todo lo trabajado resultaría inútil. Eso si, todo bajo un control perfectamente llevado por Juan Antonio “Falogo”. Faltaría media hora para el comienzo de la carrera cuando nos pudimos cambiar. Aquello significaba cambiar el chip y confiar en que nada fallara en la organización(de la que formaba parte minutos atrás) y, sobre todo, la respuesta del público que tanto habíamos intentado movilizar para la carrera los días previos. La puesta en escena de la salida, estaba saliendo genial. Por ahora nada fallaba… pero en esos momentos no se disfruta tanto. Uno está ahí pendiente de las caras de la gente, de si les gustaba o no lo que habíamos preparado…(¡ahora lo veo una y otra vez grabado y disfruto como un enano!). Y al grito al unísono de los corredores acompañando la cuenta atrás se da la salida. 

sanRocadaSantana1Primeros 500 metros y mi hermano intenta dar la sorpresa e irse del grupo de cabeza. Lo consigue. Ya me dijo que estaba super animado y que le daba igual que no le saliera su apuesta. Detrás suyo, la estrella de la tarde… Juan Antonio Cuadrillero. Un tío con una planta, un estilo impresionante que habíamos invitado entre Falogo y yo movidos por la creciente competencia de carreras ese mismo día. ¿Desluciría el espectáculo de la carrera? Para nada. Al final nos salió bien la jugada y, aunque ganó sobrado, la gente quedó muy contenta por ver correr a un tío de ese nivel y porque en la pugna por el resto de puestos de honor se mantuvo la emoción hasta el final.

Detrás de Cuadrillero y mi hermano, quedamos un grupo de tres: Cuadrado, el madrileño Roberto Alvarez y un servidor. Ambos le dejamos trabajar a Cuadrado dejándole todo el peso. Yo tenía a mi hermano arriba con Cuadrillero y que consiguiera entrar en el podium era un gran éxito para el equipo. Aunque ya en la primera vuelta no me notaba nada agusto. En esos primeros compases en los que se suele ir rápido pero uno va diesel, yo ya me encontraba pasado de revoluciones. La verdad, que sufrí mucho durante toda la carrera y es que se corrió muy rápido(hice 40′ menos que el año anterior). 

sanRocadaSantanaPor adelante, Cuadrillero incrementó el ritmo y dejó atrás a mi hermano, que pronto sería alcanzado por nosotros tres. En ese momento, y como de una táctica de equipo se tratase, me animo a atacar e intento marcharme, pero no tengo fuerzas y pronto me dejo de nuevo coger. A partir de ahí, aguanté una vuelta más a regañadientes con Cuadrado y Álvarez en una pugna por el segundo puesto. Cuadrillero estaba ya muy lejos. En cuanto Cuadrado subió de marcha me sacó del punto y me quedé a la primera. Nuestras fuerzas esta vez no estaban tan igualadas como en Villoruela y era evidente que él había dado un salto de calidad. Lo que me extrañó más fue que Álvarez pudiera seguirlo, lo había subestimado. Y no solo eso, sino que al final logró dejar a Cuadrado en la recta de meta en un sprint similar al que el año pasado me dio la victoria. Al final, a unos 20 segundos, llegué desfallecido a meta en 4ª posición, con mi hermano detrás que había hecho un carrerón. De no haber estado lesionado después de la carrera del Arenal, estoy seguro que hubiera entrado antes que yo. (Track de la carrera)

laCuadrillaDeJuan


De nuevo había perdido el número 1 que lucía en mi dorsal, pero a diferencia que en Villoruela de forma más dolorosa. Sentía que no había respondido a las expectativas, que no había tenido oportunidad de mostrar mis cartas. Pero el nivel había sido muy alto y eso era razón suficiente para estar orgulloso no tanto de mi, sino de la carrera, nuestra Carrera. Habíamos conseguido tener prácticamente, quitando la San Silvestre Salmantina, el nivel más alto de las carreras de la provincia. Y todo el pueblo que aún seguía con sus ánimos, con su música, con sus pancartas, con cada uno de sus gestos al corredor (No se me olvida el puesto de agua de fuente del carril de Antonio “el Corto”), hacían vibrar al resto de corredores para que no olvidaran nunca su paso por Macotera.

El final del Verano llegó, y tu partirás…

Y con la San Rocada se cerró un ciclo atlético, que dio paso a dos semanas de vacaciones. Ahora en septiembre, está en mente del equipo participar en el Campeonato de España de Media Maratón en Tordesillas, así que me ha tocado ponerme las pilas. Va a ser muy difícil que esté a mi máximo nivel, pero ya llevo 15 días entrenando a tope para poder llegar lo mejor posible el 22 de Septiembre. Es un plan de entrenamiento un poco raro, porque mi hermano y yo, basándonos en todo el entrenamiento de julio, y a pesar del parón post-San Rocada, hemos dado por hecho que tengo una buena base. Así que he empezado de golpe a hacer entrenamientos con cambios de ritmos que se van hasta las 20km en muchas ocasiones. La primera semana me daba miedo, pero parece que no lo he asimilado nada mal. En cuanto a las series, se están centrando sobre todo en las cortas y sorprendentemente me estoy sintiendo bien. De todas formas, Tordesillas será una gran experiencia, como no puede ser menos el correr con los mejores corredores de fondo de España. 

Y después de la Media de Tordesillas, está la Media Maratón de Babilafuente. Aún no tengo decidido si correré, depende de cómo termine en Tordesillas. Pero tengo ganas y confío en aprovechar la forma que, a buen seguro, irá a más. Y en Octubre, seguro que me planteo otra media para hacerla a tope, como puede ser la Nocturna de Bilbao, antes de preparar el 10000 de Valencia, en Noviembre, que de paso al largo invierno. 


 

IMG 0109
Victoria de un españolito en tierras francesas
por Nacho Sánchez García

IMG 0109Hola gente, Como ya os habia comunicado a algunos, el pasado fin de semana corria mi primera carrera de montaña de este año, y la verdad es que no pudo ir mejor, victoria con un grandisimo premio, viaje a Corcega para dos personas durante una semana.
 
La carrera en cuestión fue  La Ronde des Grangeons, de16,2 km. Fue durisima ya que encima el terreno estaba lleno de barro por las lluvias caidas los últimos dias, y para que os hagais una idea de lo diferente que son estas carreras a las tipicas de asfalto en ciudad, el 4º clasificado es el mejor corredor de la región tiene 31´08 en 10km,1h 07´58´´ en media y 2h 20´´ en marathon,yo nunca le habia ganado, a la llegada me confirmo que el está en plena forma pero que en la primera subida fuerte ya no nos pudo seguir el ritmo. Me dice que esto seguro tiene que ser lo mio, pero yo se que no, llevo dos dias con dolores de estomago y siempre me ocurre esto en este tipo de carreras.
Un saludo a todos.
 
perfil

 
 
 
 
 
 
 
 

 

 
 
 
 
 
IMG 0129
 
15 km. de Cerceda, El león que se perdió en el monte
por Roberto Bueno

Para empezar la carrera pintaba muy bien, porque el entorno en la sierra de Madrid, era magnífico. Ya de antemano sabía que iba Cuadrillero, así que mi objetivo era luchar por el segundo puesto.
Para empezar con los problemas con la organización, según su web, si te apuntabas antes del 21 de agosto, te asegurabas la talla en la camiseta, y cuando llego a recoger el dorsal y me dicen que la “S” ya no les queda; menos mal que tallan pequeñas y la “M” no me está mal, encima la camiseta es de tirantes y para este tiempo me vendrá bien.

Una vez en carrera a los 300 sin forzar mucho nos quedamo 3 en cabeza, con Cuarillero y otro corredor de Guadarrama, que más o menos en el 2,5 kms se va quedando. Cómo no íbamos muy fuerte y me encontraba comodo yo segui con Cuadrillero hasta el 4,5 en el que se me empieza a ir.

A partir del 5 la carrera cambia por completo y empezamos a subir por unos senderos durísimos, subiendo entre rocas, con el viento de cara.. joder, casi había que ir andando para pasar de roca en roca y claro, yo ya sin ver a Cuadrillero, ni al tercero, solo por la sierra. Salen varios senderos pero para seguir el de la carrera tienen cada cierta distancia cienta de balizar atada a arbustos. Por ahora parece que voy bien y llego a Mataelpino donde en el avituallamiento me dicen que Cuadrillero me saca 40”. De ahí todo bajada por un sendero complicado, con piedras sueltas, surcos, etc (aquí los fans de Malpartida les hubiera encantado). Y claro vas tan pendiente de mirar al suelo para no torcerte un tobillo y en un punto que tiro recto llego a una carrereta, y pienso, ya la he liado. Estaban dos señores trabajando por allí y les pregunto y me dicen que por allí no es, así que me doy la vuelta y veo llegar al 3º y 4º y me dicen que si que es por ahí, así que otra vez hacia la carretera y volvemos a hablar con los señores, preguntandoles si había pasado el primero, y que nada.. así que volvemos a darnos la vuelta y aparece el 5º que también se confundió.

Al final volvemos a enlazar con la carrera (había un giro a la izquierda pronunciado donde nos perdimos, que el 6º hablando luego con el lo conocía, y luego la gente pues ya le fue siguiendo). En este punto estábamos entorno al puesto 12º; me digo no puede ser… y pienso, que hago, intento pillar al segundo, o ya paso (tenía un cabreo de la leche). Finalmente me decido tirar a tope a ver a quien puedo pillar y poco a poco voy cogiedo a gente… y yo pensando.. menudo calentón más tonto me estoy dando.. como encima me den una copa y no me den ni un chorizo me cago en toooo.. Al final, a falta de 2 kms, antes de entrar en el pueblo del Boalo, pillo al segundo y ya me relajo un poco hasta entrar en meta.

Al final tanto esfuerzo para una copita; joder, después de todo el esfuerzo que menos que una longaniza para recuerarse del esfeurzo, no?

Pues nada, una anecdota más que contar… La carrera de 15 kms, bonita pero la señalización mal, muy mal..

En fin, ya la próxima para la media de Valladolid… espero no perderme ahí 🙂

jaca3

XV SUBIDA A PEÑA OROEL, 12/08/2012 JACA
por Germán Bautista

jaca1

 

Ante la imposibilidad de NO poder participar este año en la San Rocada (tocaba currar en el mes de agosto) y para quitarme el gusanillo he participado en la XV subida a la Peña Oroel.
Como la imagen deja entrever, se trata de una carrera de montaña de 10,4 Km con un desnivel acumulado de 1000 metros desde la localidad de Jaca (Huesca) hasta la Cruz de Peña Oroel situada a casi 1.800 metros.

 

 

jaca2

Nunca había realizado una carrera de estas características ya que no se adapta a mis cualidades de corredor (cómo si tuviera alguna …) Pero las ganas de lucir los colores de este maravilloso club durante éste preciso fin de semana, pudo más que las dificultades orográficas.
Me tocó indicar a más de uno dónde estaba Macotera, pero con ese orgullo charro que Dios nos ha dado, conseguí explicarlo y todo aquello qué representa este maravillo club de atletismo.

 

 

 

 

jaca3

 

La carrera en sí fue dura y se me hizo muy cuesta arriba (je, je, je, je) pero pude disfrutar del ambiente, buena organización, paisaje y vistas maravillosas del Pirineo Aragonés.
Una manera más de hacer patria y disfrutar de este maravilloso deporte de la zapatilla.

Va por vosotros mis queridos macoteranos…

Germán Bautista
    Zaragoza a 13/08/2012

XV SUBIDA A PEÑA OROEL

12/08/2012 JACA