Por mí parte, viaje de vuelta ya… Un viaje muy express, pero merece siempre la pena si el plan es bueno y la compañía mejor. A ver si este año, con tantas propuestas de salidas del club a parte de la salida del club, hacemos alguna extraoficial.
Vitoria mola, el país vasco es genial. Que ciudad más buena para vivir, como lo tienen todo de bien montado aquí, que instalaciones. Aquí no hay guardarropas, hay taquillas. Aquí no hay duchas, hay 1000 duchas😂. Y aquí anima hasta las señoras de la limpieza que se asoman al portal.
La carrera bien, es muy llana pero hemos corrido con 2 grados y niebla. Le cuesta al cuerpo arrancar. Me acoplé como pude en el segundo grupo detrás de las 3 primeros y algún momento sufriendo para aguantar y en otros aguantando a ritmo y disfrutando de sensaciones. Como no he hecho entreno específico, contento con el resultado final llegando a la recta final con el 4,5 y 6.
Después disfrutamos de un tercer tiempo organizado con un club de triatlon de aquí con tortilla casera, empanadas y pizzas donde te sientes super agusto y muy bien acogido. El mejor premio posible. Ahh! Y haber podido conocer a este gran grupo de gente que son los de la escuela de triatlon de salamanca. Nos vemos en nada seguro por nuestra tierra, seguro que coincidimos entre turrón y polvorones en alguna trotada.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *