Crónica del canal de castilla, por Olalla

Empezaré diciendo que nunca pensé escribir una crónica, eso es de deportistas y yo nunca lo fui ni lo soy (creo… últimamente tengo dudas), pero después de un fin de semana como este, hasta a mí me pareció una buena idea hacerlo.

Hace unas semanas ya, Juan me proponía el plan…recorrer el Canal de Castilla en bici, 170 kilómetros.Una idea de los “locos” de siempre…Falogo, Gabi… Yo veía el plan desde fuera, no me visualizaba en él…Qué buena idea, qué divertido…pero no le daba el “sí” que me pedía. Yo en bici 170 km?????....... Por no tener no tengo ni bici!

Estar con una persona incombustible te hace ser prudente en el acompañamiento a ciertas actividades… pero Juan seguía convencido de que podría hacerlo y de que “soy todoterreno”, motivado por algunas experiencias previas en las que le sorprendí como “deportista”…

Finalmente, le dije “sí”, pero después de muchos “no sé” camuflados de miedo y apatía ante un reto en el que podía entorpecer el ritmo de los compañeros y ser un lastre para ellos…y a la vez motivada por las ganas que te transmiten todos los planes que vienen de los locos anteriormente citados.

canalCastilla 2014 0

No haré descripciones técnicas del recorrido ya que además de no entender sobre ello, soy más de descripciones personales. Juan siempre me ha hablado acerca de sus sensaciones en carreras, de la grandísima ayuda que supuso el club en su motivación (y no sólo como deportista) y en cómo el reconocimiento y el apoyo de algunas personas pueden hacer que te enfrentes a todo.Yo siempre le he escuchado un tanto “maravillada”, ya que no había tenido nunca esas sensaciones, y lo que es la vida… ahora mismo eso es lo que yo siento; era verdad aquello!

Si te rodeas de gente como Pepa, Gabi, Falogo, Ludi, Miguel…las fuerzas salen solas y además consiguen que lo hagas con una sonrisa!!!!!!!!(habrá quien no me crea, claro…yo también fui incrédula).

canalCastilla 2014 3

Consiguen que tras recorrer 80 km, encontrarse el camping abandonado (que no cerrado por temporada, sino abandonado) sea motivo de risas y nuevas experiencias (acampada improvisada al lado del canal con nuestras tiendas de campaña, nuestros bocadillos y dulces y hasta con plancha (que no de hacer filetes, sino de la de planchar camisas); esto sí que es difícil de creer, pero con esta gente todo es posible y lo que más me gusta…..todo se considera normal!Cada uno con sus manías, sus impresiones, sus circunstancias, sus apetencias…pero todos juntos aceptándose, compartiendo y apoyando…ahora entiendo mejor la palabra “equipo”.

canalCastilla 2014 5

Estábamos en familia, así que ni me acordé de que no soporto irme a dormir sin darme una ducha, ni de que soy muy friolera, ni de que al día siguiente quedaban 80 km…80 km que ahora mismo no podría describir, porque juro que no recuerdo cuándo me cansé o en qué kilómetro me entró el agobio porque íbamos mal de tiempo y yo tenía miedo de no “estar a la altura”, aunque lo que te hace estarlo es precisamente que nunca te lo exigen.

canalCastilla 2014 2

Sólo recuerdo las conversaciones, los relevos, las risas, las paradas con agua, comida, vistas muy bonitas y cálculos kilométricos que fuimos haciendo a lo largo de ellos. No me preguntéis cómo fue el recorrido, pero la llegada al hostal en la que una vez más, me hicieron sentir una ganadora llegando sin bici y “haciendo que sé correr”, junto con la cena (y la copa a la que invitó Miguel por la victoria madridista)y las habitaciones del hostal (qué camas…qué colchones…qué almohadas….de verdad todo era tan bonito y cómodo o era el efecto contagioso de optimismo y bienestar que ya se había propagado entre todos?...) me conquistaron y me hicieron infravalorar una vez más los kilómetros que todavía quedaban por recorrer al día siguiente, en el que al despertarme en esa maravillosa cama, sentí dolor en cada hueso de mi cuerpo, que se fue diluyendo a medida que iba ojeando todas las cosas ricas que teníamos para desayunar.

canalCastilla 2014

En la bici?....mucho dolor de culo, de manos, de rodillas…pero siempre con el precioso sentimiento de estar acompañada. En el interminable camino a la vera del canal, vas encontrándote con cada compañero, con el que entablas conversaciones acerca de cualquier cosa; no se habla sólo de deporte, ni de técnica, ni siquiera del Club; se habla de la vida, de psicología, del trabajo, de planes...se cantan canciones con letra o en forma de silbido y cuando te quedas rezagada o te adelantas un poco, aceleras o frenas respectivamente, para reencontrarte con tu equipo porque sabes que con ellos el camino será muchíiiiisimo menos duro.

canalCastilla 2014 6

Al llegar a Valladolid después de un par de horas en las que ya notaba todos los huesos de mi cuerpo y en las que parecía no llegar nunca una distancia menor de 12 kilómetros para “meta”, nos bajamos de la bicis y juntos recorrimos unos 100 metros que aunque en realidad fuesen 400 un poco infravalorados métricamente por Falogo, no tenía ninguna importancia, porque ahí ya no sientes ni la rodilla que no te deja doblar la pierna, ni el dolor de manos, ni la piel quemada del sol y el aire…sólo disfrutas de esa experiencia tan bonita de llegar al final del camino haciendo “la ola” con tus compañeros y recibiendo hasta aplausos de un pequeño público también “de la familia”.Como si esto fuera poco, todavía quedan los abrazos y palabras de los compañeros, que te hacen sentir una auténtica heroína, y a la vez tan protegida y cuidada como una niña.

Y por último…. toda esta experiencia tiene un factor de base que hizo que todo esto fuese tal y como lo he contado: “mi Juan”, como dice su madre. Mi mayor apoyo (y no hablo ya del canal) y fuente de confianza. Cuando alguien cree en ti tú también lo haces, y él siempre cree en mi como un niño inocente que no conoce límites y que a veces peca de optimista en exceso (y no sé si esto es un defecto o una virtud).

canalCastilla 2014 4

A mí no se me da tan bien como a él expresar emociones en público, pero como él ya sabe, me quedo con cada detalle, que es lo que le hace grande y único para mí. Con cada guiño de ojo desde su bici, con cada empujón mientras él corría, con cada mirada que siempre sé lo que significa y con “simplemente” el sentimiento de estar con alguien que me hace sentir siempre acompañada y cuidada, que me hace más grande y que me ayuda a sentirlo; que me trata como si yo fuese la ganadora de todas sus carreras y hasta me hace un trofeo y me regala mi “momento de gloria”.

Y aquí lo dejo porque se asoma una lagrimilla, lo que me hace pensar que esto no está siendo una crónica seria ;)

GRACIAS POR ESTA EXPERIENCIA!!!!!!!

PD: Aquí podéis ver el vídeo con una gran cantidad de fotos de este gran fin de semana.

canal3

   

Noticias patrocinadas  

   

V Legua Macoterana  

leguaMacoteranaBannerInscripciones

   

Patrocinadores  

   

Visitantes  

1465835
Hoy
Esta semana
Este mes
Mes pasado
Totales
71
3015
12555
18971
1465835

   
   
© Atletismo Macotera 2012