Maratón de Madrid, por Toñi

Cuando decido apuntarme al Maratón de Madrid del pasado 27 de abril no imaginaba que iría siendo la segunda maratón, pero de corazón sería mi primera. Como ya sabéis, me estrené en Palencia, pues aunque tuve intención de hacer 30 km y retirarme, finalmente la acabé.
Pero mis sentimientos y sensaciones no eran de haber acabado un maratón. Algunas personas del club y otras ajenas a este, me recomendaron que no corriera en Madrid. Fueron consejos de gente con mucho criterio. Dos maratones en un mes era demasiado, y en mi cabeza, aunque en frío pensada: ¡ tienen razón! ¡ Son muchos kilómetros para mi cuerpo en un mes!, en mi corazón sentía que debía ir y disfrutar del ambiente, animación y compañía en esta carrera mítica. En Palencia, corriendo en solitario, sin ambiente y a pesar de que acabe bien e hice podium sin imaginármelo, me recuperé bastante bien, no tuve la sensación ni el sentimiento de ser maratoniana. 
Bueno, los días pasaban, y a pesar de los consejos de Miguel de que entrenara, de que Madrid estaba cerca, yo me sentía cansada y apenas entrené... Lo mas que hice fue la media maratón de Medina del Campo. Total, lo fuerte ya lo había hecho, ¿ o no?
 Viernes noche. Me intento acostar pronto porque el sábado por la mañana partiremos para Madrid.
 No duermo nada en toda la noche, ¡que sueño!
 Llegada al apartamento en el Barrio de las Letras, al lado de Neptuno y la Cibeles. Comida de la Pasta Party y por la tarde feria del corredor. Nervios, muchos nervios, y dando vueltas en la cama. 2 noches sin dormir. Me levanto a las 6.30 con dolor de cabeza, desayuno, ducha, y a prepararnos, que hemos quedado en la puerta del Ritz para hacernos fotos con los del club. Fotos, risas, nervios, y nos colocamos en el cajón de salida. ¡ Cuanta gente junta, un poco agobiante ver volar camisetas y bolsas de basura!
 Miguel, previa charla de su hermana Tere de que debería acompañarme ( no se sabe como va a reaccionar el cuerpo con dos maratones tan seguidas y yo tenía muchas dudas de si podria aguantar y acabarla entera siendo persona ) decide hacer la carrera conmigo.
Salida, primeros Kms con un ambiente sensacional. Es todo un lujo poder correr por la Castellana, pasar por las Torres Kio, mirar y ver el Santiago Bernabéu y escuchar cánticos de jóvenes diciendo: ¡ Ala Madrid !, Alcalá, plaza Callao, mucha gente animando.
Pasamos por el km 21, llevamos 2 horas. La cosa va bien.
 Pasan los kms, y sobre el 27 siento que flojeo,bajo el ritmo un poco. Me recupero y continúo. Parada técnica, bebí demasiada agua. Vuelvo a la carrera. Esos 2 min. me han hecho perder a Ángel y Manolo Cuquillo con los que iba en ese momento. Ya no los volveré a encontrar hasta la meta. Nos encontramos a varios macoteranos, menuda alegría.
Km 30, me encuentro a Mariví, me anima, me apoya, me vocea ¡ Vamos Toñi, tú puedes, campeona! ¡ Menudo subidón! No sabe el bien que me hizo animando, y no fue el único punto donde me encontró.
 madrid2 Y continúan los kms. He visto cosas desagradables, varias caídas, un chico tirado en el suelo sangrando en la cabeza y atendiéndole el Samur (al día siguiente me dicen que es de Alaraz, está ingresado con varios huesos y dientes rotos ¡Pobre chico! Gente caminando, gente sufriendo, corredores estirando con calambres. ¡Amigos, esto es un maratón! Yo creo que todos sufrimos en un maratón.
Miguel se dedicó toda la carrera a hacer fotos a todo el mundo, hablando con todos, parándose a saludar y fotografiarse con todos los macoteranos que se encontró, haciendo sprints para colocarse y hacerme fotos, y a mis compañeros del club y ¡atención! subirlas al wasap del club en plena carrera... Le dio tiempo a hablar por teléfono con Ludi que estaba preocupada porque no veía pasar a su marido Miguel, y yo sin apenas poder hablar , y a partir del km. 35 yo no sé si encontré el muro, pero, ¡ ay, amigos!, en las cuestas no podía ni hablar. Más o menos en ese punto me encuentro a Gabi Vidal y Miguel voy con ellos un rato.
 Km 40,¡ uff ! Ya voy sin aliento, me duelen mucho un par de dedos del pie, como si los tuviese rotos y se lo digo a Miguel ( no hagas caso, es normal, me dice).
  Km 42, ya estoy casi en meta, un pasillo de gente animando te empuja a seguir. Me emociono, ¡ Ya veo el arco de meta!, y aunque cansada, me quedan unas pocas de fuerzas para esprintar y entrar con una sonrisa. Allí nos encontramos con Ángel, Manolo, Braulio y varios atletas de Peñaranda, Gabi, Miguel y Andrés.
Duchita, comida y vuelta a Macotera. Durante el camino mi cabeza no dejaba de pensar:¿será real lo que he hecho hoy? He acabado el Maratón de Madrid. Y me acordaba de cuando era niña y comencé en esto de correr.

Hoy a recuperarnos con una caminata hasta las Cárcavas, merienda rica rica y vuelta andando para darle vidilla a las piernas y que vuelva todo a su sitio. Algunas rozaduras y ampollas varias. Son heridas de guerra.
 ¡ Ahora sí me siento maratoniana!, tiempo real: 4 horas 6 minutos.
 Dar las gracias a Miguel Ángel Nieto Bueno por su apoyo desde que decidí apuntarme a este maratón. Es la primera carrera en la que me acompaña cuerpo a cuerpo. Y lo ha hecho genial !!!. Me ha dado conversación, se preocupaba de los avituallamientos, de hacer fotos, y animarme en momentos de flaqueza. Gracias!.
También a toda la gente del club y de mi alrededor que ha confiado en mí, que me ha animado y acompañado en entrenamientos. No voy a dar nombres , sabéis quienes sois y os doy las gracias. Este maratón se lo dedico a mi hija Mónica ( otra loca del running), que días antes me mandaba mensajes asegurándome que la iba acabar. ( ¡Vas a acabar la maratón, y lo sabes!) Ahora toca descansar, recuperar fuerzas, curar heridas, y pensar en la próxima.

   

Noticias patrocinadas  

   

V Legua Macoterana  

leguaMacoteranaBannerInscripciones

   

Patrocinadores  

   

Visitantes  

1501748
Hoy
Esta semana
Este mes
Mes pasado
Totales
152
361
4461
11644
1501748

   
   
© Atletismo Macotera 2012